• La iniciativa, celebrada en Málaga, sorprendió a los asistentes con una experiencia exclusiva que maridaba el arte cervecero con la alta cocina
  • El chef Richard Alcayde fue el encargado de crear un exclusivo menú en torno a tres de las referencias de la marca

Cervezas Alhambra celebró el pasado jueves su iniciativa ‘Noches Cervezas Alhambra‘ en la ciudad de Málaga con una experiencia gastronómica única que profundiza en el universo de la cerveza a través de los sentidos y la degustación de un menú maridaje que tiene a tres de sus referencias, Alhambra Especial, Alhambra Reserva 1925 y la recién llegada Alhambra Reserva Roja, como baluarte principal.

La marca granadina, de la mano del chef Richard Alcayde, compartió con un reducido grupo de invitados su exquisita propuesta de alta gastronomía diseñada con el objetivo de descubrir, sin prisas, los orígenes renovados de Cervezas Alhambra mediante el arte de la degustación.

El encuentro tuvo lugar en el Museo del Vidrio y Cristal, un espacio insólito del siglo XVIII que aguarda alrededor de 3.000 piezas de cristal acompañadas de una selección de obras pictóricas, mobiliario y objetos de decoración de diversas épocas.

A su llegada al museo, los invitados accedieron por la puerta trasera del edificio hasta llegar al jardín donde les esperaba un cóctel al son de la música jazz en directo y del maridaje de AR 1925 y AR Roja. Tras el aperitivo, los asistentes atravesaron el museo por uno de los pasillos decorados con una colección de piezas de época hasta acceder a la claraboya central donde se celebró el resto de la cena con la presencia de la artista Cristina de Lorenzo, que mostró el arte contemporáneo de trabajar el vidrio. Un ambiente único sin duda creado por la fusión perfecta del arte, la alta gastronomía y las cervezas granadinas.

Homenaje al tomate

En el menú diseñado especialmente para la ocasión, el chef quiso rendir un homenaje a uno de los productos locales estrella, el tomate de la variedad huevo de toro, elaborando de esta manera un exclusivo menú de alta cocina. Todo ello complementando con tres de las referencias de Cervezas Alhambra que ejercieron como hilo conductor de la velada.

Alhambra Especial recibió a los comensales y dio la bienvenida en el jardín del museo con una selección de tapas que disfrutaron al aire libre. Esta exquisita fusión ha sido el acompañante idóneo para una propuesta gastronómica formada por cuatros platillos maridados con esta referencia: “Cubo de huevo de toro, pesto y salazones”, acompañado de “Ajoblanco de coco con gambas de Málaga y mango”, “Ostra ceviche, crudites y algas” y para terminar un “Damplin de pollo de campo y vegetales, ton yang, cacahuetes y miel”.

Durante la cena, entró en juego la gama Reserva de Cervezas Alhambra, encargada de maridar con los platos principales y acompañar a los invitados a lo largo de la experiencia gastronómica, que constará de dos platos más: “Gazpacho de huevo de toro, conchas finas y amontillado” y “Tartas de atún rojo, ponzu texturizado y cebollitas encurtidas”, ambos platos aderezados con la emblemática Alhambra Reserva 1925.

Por último, “Sardina asada con gazpachuelo frío de cítricos y jengibre”, seguido de “Costilla de Angus a 85º, patatas, kimchee y polvo lio de huevo de toro” y para el postre “Frutas al cubo cóctel”, fueron las propuestas diseñadas para complementar el sabor de la nueva referencia de la gama, Alhambra Reserva Roja y poner el broche de oro a la velada.