• La Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO) ha declarado la caducidad de la marca “Moro” por parte de Bodegas Emilio Moro.
  • Dicha caducidad llega tras la solicitud de Bodega Carlos Moro por el lanzamiento de una campaña con el eslogan “En el mundo del vino, Moro es Emilio Moro”.

La Oficina de Propiedad Intelectual de la UE ha emitido una resolución que indica que ninguno de los documentos presentados por Bodegas Emilio Moro acredita el uso de la marca registrada (Moro). Todo ello llega después de que Carlos Moro, dueño de la bodega del mismo nombre -y perteneciente a Matarromera– solicitara la caducidad de la marca Moro, al considerar un aprovechamiento indebido de la marca, tras la campaña “En el mundo del vino, Moro es Emilio Moro“.

Según la resolución, “en la expresión Emilio Moro no se aprecia ningún elemento gráfico o de otra índole que permita suponer que el consumidor medio identificará en dicha expresión dos marcas separadas (Emilio, por una parte, y Moro, por otra)“. Por lo tanto, “el nombre de pila no puede considerarse insignificante o totalmente carente de carácter distintivo”.
Esta resolución se produce después de que la misma oficina de la UE declarase nulo el registro de la marca “Carlos Moro”, al considerar un aprovechamiento indebido de la marca Emilio Moro.

Mientras, en relación con este conflicto, la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) desestimaba las alegaciones presentadas por la compañía Bodegas Emilio Moro contra el uso de la marca Carlos Moro en el mercado español de servicios científicos y de investigación.

Por su parte, Bodegas Emilio Moro ha hecho oficial a través de un comunicado, que presentarán un recurso.