• El anuncio, protagonizado por la famosa modelo y diseñadora, asociaba este refresco con movimientos sociales
  • “Pretendíamos proyectar un mensaje de unidad, paz y comprensión. Claramente nos hemos equivocado y nos disculpamos”, afirma la compañía en un comunicado

El último anuncio de PEPSI, pensado para ser la nueva campaña global de la compañía, ha resultado ser un fracaso estrepitoso. El anuncio, protagonizado por la famosa modelo y diseñadora Kendal Jenner, no ha gustado a los internautas ni a la industria, por lo que la marca de refrescos norteamericana se ha visto obligada a retirar la campaña.

Según sus críticos, en el anuncio de PEPSI se frivolizaba la reivindicación de los derechos humanos, situando a Kendall Jenner posando y haciéndose fotos mientras tenía lugar una manifestación. En el anuncio, varias personas se encuentran disfrutando, curiosamente, una Pepsi antes de comenzar las protestas. Kendall decide unirse y ofrecerle una Pepsi a un policía, lo que en conjunto ha sido considerado como una manera oportunista de aprovechar la desigualdad social y la reivindicación de los derechos humanos para comercializar refrescos.

En un escueto comunicado la compañía ha asegurado que “Pepsi estaba tratando de proyectar un mensaje global de unidad, paz y comprensión. Claramente nos equivocamos y nos disculpamos”. Y añade la compañía: “No pretendíamos quitarle valor a ningún problema serio. Estamos eliminando el contenido y deteniendo cualquier lanzamiento adicional. También nos disculpamos por haber puesto a Kendall Jenner en esta posición”.