Dani Mateo –‘El Dani’- nació en Granollers. Separado de la bella Elena Ballesteros actualmente sale con una modelo que, viendo algunas de sus fotos en Instagram me llevan a malos pensamientos de equivocación en profesión. Es periodista, actor, cómico y presentador. Colaborador en ‘El intermedio’ de Wyoming y presentador de un programa en Los 40 Principales. A mi juicio, tiene gracia, posiblemente por mérito de los guionistas. Entonces, ¿pone la gracia? ¿No la tiene? No lo sé. A mí consigue sacarme la sonrisa muchas noches.

Lo que pasa que es tonto. Muy tonto. Y maleducado. Muy maleducado. Y grosero. Muy grosero. El que sea tonto y grosero es sólo mérito suyo. Lo de maleducado el mérito lo pusieron sus padres. No se ofenda, Mateo, es libertad de expresión y si nos quitan un euro de inversión publicitaria, ya le pediré mañana perdón por mis palabras.

Me pregunto porqué algunos humoristas de este país tiene que hacer sus chistes metiéndose con los símbolos y creencias de aquellos a los que pretenden hacer reír. ¿O es que sólo pretenden hacer reír a unos cuántos tontos? Si esto es así, es de tontos.

¿Por qué se meten con los católicos? ¿O con la bandera española? No sé si es grosería de segunda o solo cobardía. Mala baba hay. E inquina. Herir sentimientos de forma gratuita no lo he entendido nunca. A muchos nos queda claro que cobardía existe porque con la bandera del ISIS no lo hacen, o con la andaluza, la ikurriña, … Pues eso cobardía. Y no lo hagan por favor. Con ninguna.

Lo cierto es que educación no demuestra haber recibido cuando uno quiere ofender con esa gratuidad. Oigo siempre decir a un amigo que el que tiene una mala educación es porque el pobre no la observó en la cocina de su casa cuando era pequeño.

Analicen la escena: limpiarse los mocos con una bandera. Analicen. La gracia sin gracia. O meterse con la Iglesia, que representa lo más importante para millones de personas. La gracia sin gracia.

Y mentiroso. Sus perdones no llegan a la vuelta de la esquina. Mateo ha demostrado que sólo lo hacía por cortar la sangría de patrocinios. No ha terminado la polémica de la bandera y llama blandengue al Rey -otro símbolo- ‘porque duda que ‘se haga pajas’. Discúlpenme la grosería. Su grosería.

También muy mentiroso. E incoherente. Y populista. Predica una cosa… Se mete con aquellos…y luego. ‘El Dani’ esconde dos viviendas – una en Madrid y otra en Barcelona- a través de una sociedad patrimonial -‘Gracias por la propina- para no pagar IRPF. Ambas viviendas están destinadas a su uso particular. Pero sí, él puede mofarse de aquellos que hacen lo mismo. Porque él es de la España que ríe, según dijo en un tuit. Es lo que tiene el estar por encima del bien. Tampoco veo a Wyoming haciendo gracias sobre este asunto. Aunquel ‘el marqués’ y acaudalado presentador más vale que calle no vaya a ser que le investiguen sus más de veinte propiedades inmobiliarias a través de sus sociedad ‘Asuntos y Cuestiones Varias S.L’ (hasta el nombre de sus sociedades tienen gracia).

Dios los cría, ellos se juntan y ellos se ‘desjuntan’. El cobarde rapero huido a Bélgica se solidarizó por su gag de la bandera y recientemente ha llamado a Mateo que era un ‘acojonado’ por pedir disculpas. Si fueran sinceras, pero es que tiene razón. O no. Si no nos hemos dado la media vuelta y ya está riéndose del Jefe del Estado. Estoy seguro que ya se habrán reconciliado. Menos mal. Ya les digo, Dios los cría.