Todo el mundo hemos contemplado las escenas de la periodista golpeando y zancadilleando a los refugiados que intentaban entran en Hungría. Pobre Petra.

Esas imágenes nos causaron estupor, vergüenza ajena e indignación. Pobre Petra.

Hasta cinco años de cárcel nos cuentan que pueden causarle su vergonzante acto. Pobre Petra. Paradójicamente otros por mucho más están menos tiempo entre rejas.

Otra europea más sin trabajo. Afortunada era de poseer un bien escaso como es un sitio donde ir todas las mañanaa y la pobre Petra lo tiró por la borda.

Periodista que nos enseña la miseria humana. la suya. Pobre Petra que de ‘Muro de la Vergüenza’ hablan en la red social por excelencia. En este mundo loco sorprenden la contradicción linguistica de esos “me gusta” intentando apalear un comportamiento.

Nos quedemos con esos miles de ciudadanos que se vuelcan con todas esas almas que recorren un camino en busca de una esperanza de vida. Pobre Petra…que pena me da.