• La iniciativa del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad busca concienciar a las familias de la gravedad que supone el consumo de alcohol entre los más jóvenes
  • Se ha apostado por un eslogan que en un primer golpe de vista deja leer ‘Tu hijo bebe”, pero que, realmente, se desarrolla con un ‘Tranquilo, seguro que tu hijo no bebe’

Portavoz ha sido la agencia que se han encargado de desarrollar la campaña Menores sin alcohol para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Una acción de sensibilización que se basa en un potente insight: la mayoría de los padres piensa que sus hijos no beben, que este no es un problema que les afecta. Con esta premisa, la agencia de publicidad propone que los padres miren directamente a la cara del problema, sin edulcorarlo, mostrando las preocupantes cifras y sus consecuencias, con la crudeza y la importancia que tiene.

El objetivo principal de la campaña es que los padres, como educadores y responsables de los menores, tomen conciencia de la gravedad de este problema, se enfrenten y tomen medidas para la educación, la información y la prevención de un consumo que, como cualquier droga, puede estar gestando su dependencia en estas edades.

Por ello se apuesta por un eslogan que en un primer golpe de vista deja leer: “Tu hijo bebe”, pero que realmente se desarrolla con un: “Tranquilo, seguro que tu hijo no bebe”, debido a un juego visual con la tipografía. La información de la campaña se complementa con datos que ilustran sobre este grave problema. “Si 6 de cada 10 menores han consumido alcohol en el último mes, lo más probable es que tu hijo haya sido uno de ellos”. Y añade: “Su consumo continuado afecta a órganos que están en desarrollo, como el hígado, el páncreas y especialmente el cerebro” o “Su consumo continuado ocasiona daños físicos y genera conflictos familiares”.

La campaña se está difundiendo en todo el territorio nacional, en todos los idiomas oficiales del estado y en inglés, y con un gran despliegue de medios on y offline.