• Más de 1.700 pequeñas obras de arte llegadas de una treintena de países buscan dueño en la décima edición de ‘Postales desde el Limbo’.
  • El beneficio recaudado por la venta de las creaciones de esta iniciativa, en la que participan más de 600 artistas, se destina al Centro de Solidaridad de Zaragoza-Proyecto Hombre

Más de 1.700 pequeñas obras de arte cubrirán los próximos días las paredes de la sala Cuarto Espacio de la Diputación Provincial de Zaragoza. Y es que, entre el 29 de noviembre y el 2 de diciembre, llegará a Zaragoza la décima edición de la iniciativa cultural y solidaria Postales desde el Limbo. La exposición y venta de obras de arte en formato postal a beneficio del Centro de Solidaridad de Zaragoza-Proyecto Hombre cuenta en esta ocasión con la colaboración de más de 600 artistas de una treintena de países.

Las postales son originales y han sido donadas por sus creadores de forma totalmente altruista. La mayor parte de los artistas son aragonese. Pero también colaboran pintores, fotógrafos, ilustradores y diseñadores gráficos de todas las comunidades y de 30 países distintos: Chile, Argentina, Estados Unidos, Irán, Inglaterra, Francia, Alemania, Suecia, Italia… En el listado de colaboradores de esta edición destacan artistas como Eva Armisén, Julia Dorado, Pepe Cerdá, Jorge Gay, Gejo, Jorge de los Ríos, Lalo Cruces, Nacho Bolea, Víctor Solanas, Lina Vila o Silvia Penning, entre otros muchos.

Dejarse llevar por la fascinación

Como cada año, la gracia y el interés de la iniciativa radican en que el comprador no sabe de quién es la obra que está adquiriendo. Sólo después de haber adquirido la obra se sabrá de qué artista o artistas se tratan. De esta manera, el comprador únicamente se dejará llevar por la fascinación que la misma ejerza sobre él, teniendo la suerte de poder comprar una obra original de una primera figura o de un artista novel.

El precio de cada postal el viernes será de 40 euros; el sábado, 30 euros; el domingo, 20 euros, y el lunes, 10 euros. “No obstante, y como ya venimos haciendo desde hace dos años, a partir de las 19 horas de cada día el precio bajará al del día siguiente”, ha explicado el coordinador de Postales desde el Limbo, José Carlos Aguelo.

Postales desde el limbo, que celebra su décima edición, es una idea que parte de otras: juntar artistas y clientes con fines solidarios. En concreto, los impulsores de la iniciativa adaptaron un proyecto que conocieron en Nueva York a la ciudad de Zaragoza a beneficio del Centro de Solidaridad de Zaragoza.