El modo de hacer marketing ha cambiado con los años: hemos pasado de las 4 Ps a las 4 Cs: Coste, Cliente, Conveniencia y Comunicación. En este contexto, y buscando una manera de unir ambas formas de hacer marketing, nacen soportes como la Publicidad Nativa. Esta técnica publicitaria encubierta te ayudará a ponerte en la piel de tus clientes, adaptándose en forma y funcionalidad al entorno en el que aparece, y permitiéndote impactarlos promocionalmente de un modo mucho menos intrusivo que con la publicidad tradicional.

Según la IAB, “La publicidad nativa es aquella que se integra en el contenido editorial natural de la página o en la funcionalidad del medio en el que se publica, permitiendo a la marca estar presente en la publicación (sea una web de noticias, mediante contenido audiovisual, un post en blog especializado…) de una manera más armonizada con el resto de contenido que otros sistemas publicitarios (pop ups, banners y anuncios en general).”

En resumen, la publicidad nativa es publicidad “camuflada” entre los contenidos editoriales de las webs.

La inversión en publicidad nativa aumenta año tras año, tanto a nivel nacional como internacional. eMarketer, por ejemplo, prevé que en 2019 la inversión en nativa crezca hasta un 24,6% en USA, que ya ha aumentado de los 16,21 a los 28,24 millones de dólares entre 2016 y 2018. Otra cifra importante a tener en cuenta es que en 2018 la publicidad nativa ha supuesto el 2,2% del total de la inversión en publicidad digital en España. Según el Estudio de inversión publicitaria en medios digitales realizado por IAB Spain, un 84% de los anunciantes nacionales la utiliza, alcanzando una cifra total de inversión de 43,1 millones de euros.

Pero, como anunciante, ¿por qué deberías tenerla en cuenta?

  1. Interés: Genera un crecimiento del 9% de afinidad con la marca, así como un mayor interés por incrementar la información.
  2. Atención: Recibe un 52% más de atención que otros anuncios display y consigue que se recuerde la marca/producto/ temática sobre la que trata.
  3. Ventas: Aumenta en un 18% la intención de compra versus los anuncios tradicionales.

Y, lo más importante, es que los ad-blockers no la detectan como publicidad.

Más de la mitad de los anunciantes que la utilizan consideran que, al combinarla con formatos tradicionales, mejoran la efectividad de la campaña. Pero no solo las marcas se benefician, podemos afirmar que el sentimiento general de los usuarios hacia la publicidad nativa es también muy positivo. El Libro Blanco Branded Content y Publicidad Nativa nos deja conclusiones como que el 71% de los compradores se sienten más identificados con la marca y les sirve para fundamentar la decisión de compra, un 32% de los usuarios está dispuesto a compartirla, el 40% de los navegantes online hacen clic y el 94% declaran que los contenidos que consumen cubre sus expectativas.

Sabiendo todo esto, te preguntarás qué es lo que necesitas exactamente para hacer Publicidad Nativa. Antes del lanzamiento de la campaña, habría que tener varias cosas en cuenta:

  • TENER ALGO QUE CONTAR _ Se trata de publicidad basada en contenido, por lo que necesitas tener información de interés.
  • TENER (PREFERIBLEMENTE) UNA SECCIÓN BLOG _ En donde poder aumentar la información iniciada por el titular del formato.
  • TENER UN OBJETIVO _ Lo ideal es que una vez el usuario haya consumido el contenido pueda actuar de alguna forma. Al finalizar el artículo es importante tener un botón de descarga, un CTA de compra de un producto o un formulario de conversión.

A la hora de diseñar el plan de marketing digital de tu marca para generar engagement con los usuarios, es un ingrediente que no puede faltar. Mis recomendaciones para que un anuncio de publicidad nativa sea realmente efectivo son las siguientes:

Y tú, ¿Te atreves a iniciar tu campaña de Publicidad Nativa?

Raquel López es Ejecutiva de cuentas en Avante Medios