-“¿Me haces el favor de cuidar y educar a mis hijos durante los próximos veinte años?

-Claro. No te preocupes”

Veinte años después…

-“¿Pero cómo es que mis hijos dicen todo tipo de tacos, palabrotas, maldiciones, exabruptos y su vida está llena de una falta de capacidad de sacrifico, esfuerzo, generosidad y amor a los demás?

-Ehhhh…bueno… hice lo que pude o lo que supe o lo que me interesó”

¡Qué mal hicieron esos padres al desentenderse y gestionar tan mal la educación de esos hijos!

Juanito-Makandé[1]

Muchos años después lamentamos que en Cataluña haya tantos independentistas. Descentralizamos nuestro Estado y dieron excesivas competencias a las Comunidades Autónomas. Señores González, Aznar, Zapatero y Rajoy: los que tenemos derecho a lamentarnos somos nosotros, no ustedes.

Deseo que el próximo domingo 27 tras las elecciones catalanas – no plebiscitarias- nos encontremos a unos compatriotas –que no hijos-  con criterio, sensatez y sentido de Estado.