Manel Navarro no ha cogido todavía una buena ola. Ha tenido que sortear una polémica tras otra y críticas por parte de muchos sectores.

Recordarán que en la gala final española su triunfo no sentó bien a una parte del público que le insultó y le acusó de tongo al saberse que él era el ganador. Navarro les dedicó una polémica peineta que le está siendo devuelta por miles de memes.

Indignó a la comunidad surfista que en una revista del sector, Mar Gruesa, adelantó que España haría el ridículo, a la RAE porque el tema no era íntegramente en español y a los eurofans porque consideraban que no era una canción digna para el certamen. El sábado, Navarro esperaba la ola buena y le llegó el tsunami.

Ha sido un desastre. No quiero cebarme. Echando un vistazo a medios y redes uno se hace idea de lo que se vivió la noche del sábado. Pero no olviden que el responsable no es Manel Navarro sino los que lo eligieron.

 Virginia Díaz y Xavi Martínez han demostrado no tener ni idea de música. Ellos son los que merecen el mejor titular de un medio de comunicación encontrado por este Cronista.

C_vMqTIXsAAyHEE