• La dirección de la emisora llegó a entregar la carta de despido a unos cuantos empleados, sin que se hubiera producido ninguna negociación
  • Los nuevos propietarios de la emisora oscense han desautorizado la decisión de su director general, que ha sido destituido

El sector de los medios de comunicación no pasa por su mejor momento. De hecho, desde el comienzo de la crisis, Aragón ha sido testigo del cierre y de regulaciones de empleo en diferentes medios, con su consiguiente reflejo en las cifras de paro del sector. El último intento de un ajuste de personal ha sido Radio Huesca, que ha amagado con despedir a 13 personas. Así, lo denunció el presidente de la Asociación de Periodistas de Aragón (APA), José Luis Trasobares, durante su intervención con motivo de la celebración de la tradicional entrega de los premios anuales de la asociación. Y aunque recordó que, en esta ocasión, ha quedado en un amago, también señaló que no se sabe qué pasará en un futuro.

Según ha podido saber este medio, hace unos días, la dirección de la emisora (que fue adquirida hace unos meses por el grupo editor de Diario del Altoaragón, del cual, a su vez, es accionista mayoritario el grupo Heraldo desde el pasado mes de febrero) trasladó su intención de realizar un ajuste de plantilla, que afectaría a 13 personas del medio centenar que trabajan entre Radio Huesca y Huesca Televisión. De hecho, sin que mediara negociación, algunos trabajadores llegaron a recibir la correspondiente carta de despido. Una decisión que no gustó ni a los sindicatos, ni tampoco a los nuevos propietarios de la emisora.

De hecho, fuentes de los trabajadores comentan que los propietarios del grupo desautorizaron la decisión del director general de Radio Huesca, Eduardo Villuendas, quien ha sido destituido de su cargo. En este sentido y tras pedir disculpas a los afectados, los responsables de la emisora les instaron a devolver las cartas de despido entregadas. En esta línea, también trasladaron a los empleados de Radio Huesca y Huesca Televisión, que, en el caso de que en el futuro se tenga que hacer un ajuste de plantilla, será negociado.