A un mes de las elecciones Autonómicas hace polvo a su partido. Todo será explicable pero el que está en la fila de Hacienda tras una hora esperando para resolver sus pequeños problemas  y “no le pasan una” no comprende que Rato tenga presuntos delitos fiscales y nadie se haya dado cuenta hasta ayer.

Tal vez Rato no haya hecho nada pero palabras como estafa, alzamiento de bienes, apropiación indebida, falsificación de cuentas anuales, administración fraudulenta, uso ilegal de tarjetas corporativas, blanqueo, haberse acogido a la amnistía fiscal del 2012, Lizard que le ingresa 6 millones en una cuenta de un paraíso fiscal,… no creo que ayude mucho a su partido.

El PP no va a conseguir desligarse como no se desliga CIU de Pujol. El PP podrá explicar muchas cosas pero el común de los ciudadanos ni está todo el día leyéndonos ni escucha tertulias de analistas sesudos que buscan explicaciones a los hechos.

El ciudadano es más simple de lo que parece. Y en este caso otro ciudadano que fue presidente del FMI y vicepresidente del “milagro español” está apareciendo con tantas irregularidades que cuanto más baja en prestigio más ensalza a los otros Ciudadanos.