• Ha ganado el concurso de la empresa pública Aguas de Cádiz, al que se han presentado 232 trabajos
  • La presentación de las botellas con el nuevo diseño se realizará en la segunda quincena de noviembre

El estudio Rebombo diseñará la serigrafía que identificará el agua pública gaditana tras ganar el concurso organizado por la empresa municipal Aguas de Cádiz. El jurado ha seleccionado al ganador entre los 18 diseños que habían alcanzado la fase final del concurso del total de 232 trabajos –de 164 diseñadores- procedentes de muchos puntos de España. El concurso ha sido un éxito tanto por el número de participantes como por la  calidad de los trabajos presentados, por lo que Aguas de Cádiz agradece el esfuerzo de todos los concursantes por los excelentes diseños presentados.

La presentación oficial de los decantadores y botellas con el diseño y la firma del ganador se realizará en la segunda quincena de noviembre en un acto público en el que se entregarán los 2.000 euros con los que estaba dotado el premio y se expondrán los diseños que alcanzaron la fase final del concurso. A partir de ahí, hasta el mes de diciembre se repartirán un total de 2.000 decantadores entre los establecimientos de hostelería de Cádiz que se acojan voluntariamente a la iniciativa así como 6.000 botellas de cristal (de un litro y con cierre de acero inoxidable) que se entregarán entre la población en general y en las administraciones públicas y edificios emblemáticos en donde se realicen actos públicos, conferencias, etc.

Jurado

El jurado ha estado compuesto por Juan Ramón Ramírez Delgado, director del Museo de las Cortes de Cádiz; Lucía Caro Castaño, del Grado de Publicidad y Relaciones Públicas de la UCA; Héctor Rivero García, miembro de la Coordinadora Andaluza de ONGs; José Antonio Chanivet, pintor y diseñador gráfico; Joaquín Blanco Jiménez por parte de la Escuela de Arte de Cádiz y Pilar Rodríguez Garrido en representación del Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz.

Cada uno de ellos argumentó las votaciones emitidas atendiendo a las bases del concurso que establecían como finalidad remarcar la imagen de la ciudad y fomentar el consumo responsable del agua de grifo.

Campaña

El concurso de diseño forma parte de una campaña más amplia, Campaña Progrifo, que ha puesto en marcha Aguas de Cádiz y la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (AEOPAS) para el fomento del consumo responsable del agua de grifo para destacar la calidad de la misma y las bondades que tiene para la salud y la conservación ambiental. La campaña pretende también que la botella, de diseño atractivo, pueda convertirse en un reclamo turístico que simbolice a una ciudad que promociona un modelo de turismo sostenible como ocurre ya en ciudades como París y, más cerca, en Córdoba.