• La firma automovilística apuesta por su famoso diamante, pero le aporta un juego de luces y sombras, que le otorga más impacto y calidad
  • La compañía incorpora un nuevo eslogan, que transmite la transformación iniciada por la empresa y su voluntad de fabricar “autos para vivirlos”

Renault ha decidido actualizar su imagen de marca en un intento por hacer que su identidad sea “más fuerte, más brillante y más cálida”. Además, del logo, la compañía automovilística ha lanzado un nuevo lema, Pasión por la vida. Todo ello, con el objetivo de acompañar la nueva estrategia de diseño de vehículos que inició en 2012, con el nuevo Renault Clío y que, posteriormente, se ha extendido a otros productos como el Captur o el Twingo.

renault pequeñoEl cambio, que se ha desarrollado de manera interna por un equipo de la firma, sigue apostando por su famoso símbolo romboidal, presente en la compañía desde 1925, pero dándole una mayor profundidad. Para ello, se ha aplicado un juego de luces y sombras, que aporta al logo un resplandor propio. La otra variación radica en la eliminación del fondo amarillo, que rodeaba al diamante, lo que da un mayor impacto y calidad.Este amarillo corporativo es ahora más luminoso y cálido. Ahora se expresa a través de una banda vertical situada junto al logo. La palabra Renault también ha cambiado la tipografía. Aunque mantiene la esencia anterior, ahora los caracteres son algo más anchos y el grosor de las astas es más regular.

Renault también ha lanzado el nuevo eslogan de la marca: Passion for life (Pasión por la vida). El objetivo de este lema es reflejar la profunda transformación iniciada hace años por la empresa. La marca propone “autos para vivirlos”, vehículos innovadores, ingeniosos, modulables y confortables. Y es que, hace unos años, la compañía manifestó su voluntad de volver al terreno de la emoción con los clientes. En esta línea, considera que este despertar de las emociones pasa por la renovación del diseño de los vehículos.