PABLO-MOTOS

A pesar de incendiar las redes casi todas las semanas por sus comentarios o preguntas desafortunadas Pablo Motos renueva por dos temporadas.

Recuerdo el programa en el que entrevistó a las cuatro actrices protagonistas de “Las chicas del cable”, la primera serie original de Netflix en español, donde imperaron las preguntas ‘machistas’ por parte de Motos. Mercedes Milá le llamó ‘cerdo’ en uno de los descansos del programa y recientemente la polémica saltaba de nuevo con su entrevista a Peter Dinklage, uno de los protagonistas de ‘Juego de Tronos’ donde el ‘dueño del Hormiguero’ hacía el ridículo con una de sus meteduras de pata habituales.

Atresmedia ha renovado por dos temporadas el programa de la productora 7 y Acción para que algunos españoles puedan ver la duodécima temporada de El hormiguero 3.0. Algunos telespectadores podrán seguir ‘disfrutando’ del humor sin gracia del de Requena. Ser líder de su franja con un 14,8% de cuota de pantalla y 2.696.000 espectadores es el mérito indudable para que la renovación se haya hecho efectiva.

Considerado por muchos un mal entrevistador nadie niega que conduzca un programa innovador en alguna de sus secciones. La creatividad y el elevado nivel de los entrevistados, sin duda, son dos factores imperantes en el éxito de dicho formato. Recordemos que esta última temporada el soso entrevistador ha tenido el honor de que le visitasen personajes de la talla de Shakira, Tom Cruise, Penélope Cruz o Luis Fonsi entre otros.

Esta temporada fueron muchos los elegidos pero el gato al agua se lo llevó la tonadillera por excelencia. Isabel Pantoja cosechó un 23,8 % de share al reunir delante de la pequeña pantalla a 4.783.000 almas en la única entrevista concedida a un medio español.

La pregunta que deberían hacerse los directivos de Atresmedia es qué resultados alcanzarían con un programa similar a El hormiguero 3.0 de la mano de otro comunicador. Y haberlos, haylos.