Endesa-COP25-barreras-movilidad-electrica

Romper barreras para democratizar la movilidad eléctrica sin emisiones

Logo endesa

Para que Europa cumpla con los objetivos de reducción de emisiones en 2030, será necesario que estén circulando 35 millones de vehículos eléctricos en esa fecha. De ellos, un millón deberían estar circulando en España. Y para abastecer de electricidad a estos vehículos, se necesitarán 2,8 millones de cargadores. Así se desprende de las conclusiones de la Jornada ‘Electro-movilidad y Cambio Climático’ que ha organizado la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), junto con Aelec y la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) en el marco de la COP25.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha adelantado que el Gobierno está convencido de que España va a poder desarrollar proyectos de baterías. Y no sólo en el ámbito de la alianza europea de baterías, donde está trabajando en un segundo proyecto que dirige Alemania, sino que va a poder presentar un “proyecto español”.

El denominador común de todos los ponentes ha sido la necesidad de tomar medidas para impulsar la movilidad sin emisiones en España. A ello, contribuirá la puesta en marcha de un plan estructural de país, con medidas como el IVA reducido para coches con esta tecnología o el despliegue de una red de carga rápida.

En este sentido, Josep Trabado, director general de Endesa X, ha afirmado que resulta fundamental en todo el proceso una labor de formación y de información al usuario. “Cuando un usuario salga del concesionario con el coche eléctrico comprado, tiene que tener el tema de la recarga privada solucionado y, además, saber que podrá también cargar en la vía pública. Nosotros nos hemos comprometido a instalar 8.500 puntos de recarga hasta 2023. Los 2.000 primeros estarán listos al año que viene. Queremos ser los habilitadores del mercado”, ha afirmado Trabado.

Compromiso con el despliegue de la red de recarga

Endesa X tiene un compromiso de inversión de 65 millones de euros para el despliegue de la red de recarga. Como ha resaltado Josep Trabado, “la regulación en torno a la instalación de esta infraestructura en vía pública tendría que ser más ágil, porque los plazos se alargan en muchas ocasiones como consecuencia de la solicitud de permisos, cambios de licencia,…“.

El director general de Endesa X también ha querido destacar la necesidad del cambio de regulación en cuanto al término de potencia asociado a los cargadores, porque “no tiene sentido que se pague de forma fija, independiente de si se usa o no”. Y eso cuando se habla de puntos de recarga con altos niveles de potencia puede suponer un gran escollo. Por ejemplo, uno de 350kW, puede llevar asociados 40.000 euros de costes fijos al año. Realizando una estimación media de recarga a 8 euros, se necesitan 5.000 recargas para amortizar el punto.

La flexibilidad regulatoria también es vital a la hora de dar de alta nuevos suministros para cargadores en carreteras o autovías donde hoy por hoy no existe instalación eléctrica y que tienen que asumir quienes están desplegando la infraestructura, afirma Trabado. Eso ha hecho que, por ejemplo, la red europea IONITY haya pasado de querer poner 40 supercargadores a reducirlo a 23.

Marco Toro, director general de Nissan España, ha comentado que ”si por cada 29 consumidores que se plantean comprar un coche eléctrico, finalmente solo 1 se decide a ello, es que algo falla”. Hablamos de las famosas barreras de entrada: precio, autonomía y la recarga. Y las tres están en la senda de solucionarse.

Invertir para alcanzar la descarbonización

“Los fabricantes estamos exhaustos con el margen de los coches eléctricos, hemos hecho un gran esfuerzo y va a ser difícil que pueda bajar el precio porque, además, las baterías son un bien muy escaso a nivel mundial“, ha considerado hoy el director general de Kia Motors Iberia, Eduardo Divar. “Ante esto, la responsabilidad de la Administración es muy importante. Si se quiere llegar a la descarbonización hay que invertir. No hay que cargarlo en los fabricantes“, ha añadido el ejecutivo de Kia, que se ha mostrado escéptico con que en 2030 vaya a alcanzarse el millón de unidades de vehículos eléctricos vendidos en España, que actualmente no superan los 30.000.

En este sentido, el consejero delegado de Mitsubishi España, Jorge Belzunce, ha recordado que los fabricantes de automóviles están “preparados” para facilitar que se reduzcan las emisiones, y ha considerado que su sector ha sido “el único” al que se ha exigido “el pago por adelantado de la huella de CO2 de todos sus productos”.

Por su parte, el director general de Renault Iberia, Jean-Pierre Mesic se ha mostrado “sorprendido” de que España esté “muy atrás respecto a Francia o Noruega” en el peso en la circulación del vehículo eléctrico. “En China, es tres veces más importante que en España. No es posible continuar con este nivel, tenemos que cambiar juntos las cosas: Gobierno, empresas y consumidores”, ha añadido.

Quizá te interese:

Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

Quiénes Somos
bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas

Menú