Ryanair reembolso vuelos cancelados coronavirus

Ryanair calla ante la solicitud de reembolso de vuelos cancelados por coronavirus

Las compañías aéreas afrontan días complicados ante la cancelación de vuelos en España y a nivel internacional. El gigante low cost Ryanair comunicó la pasada semana su decisión de cancelar todos los vuelos hacia o desde Italia hasta el próximo 9 de abril. Ofreció como alternativa el cambio de fecha o el reembolso de las cantidades. Pero desde entonces, Ryanair calla ante el reembolso por vuelos cancelados por el coronavirus COVID-19 y no ha dejado de primar e informar sobre el reajuste de los viajes a otra fecha.

Tras comunicar la cancelación de vuelos hacia y desde Italia, la solicitud de reembolso de los usuarios ha sido un caos, una herramienta fallida y confusa. La web y la aplicación móvil de Ryanair no permiten hacer la solicitud de reintegro del dinero y remiten a un formulario también fallido. Y en caso de lograrlo tras numerosos intentos, la compañía no responde con un mail de confirmación.

La situación está generando un creciente malestar entre los usuarios de la línea aérea en Twitter. Los usuarios siguen solicitando ayuda y constatando el fallo de las herramientas. Pero Ryanair calla ante la solicitud de reembolso de vuelos cancelados por coronavirus. Ni por cauces directos con los clientes, como el correo electrónico, ni a las quejas en redes, ni por teléfono, ni a través del chat online de su web.

Política de comunicación de Ryanair

La cancelación de vuelos hacia y desde Italia fue informada mediante mail por la compañía el pasado 10 de marzo. Con dos opciones disponibles: reembolso o cambio de fecha. Comunicación a la que ha seguido el caos mencionado y la falta de atención en redes.

Tres días después de esta primera comunicación al afectado, el 13 de marzo escribió por correo electrónico el CEO de la compañía, Michael O’Leary. En ese momento ya había numerosas quejas sin contestar en las redes sobre la imposibilidad de solicitar el reembolso. Pero el capitán de la nave se limitó a lamentar los inconvenientes y remitir a las opciones dadas por la compañía por las cancelaciones. Y, por supuesto, informar sobre las medidas que la línea aérea estaba tomando para minimizar el riesgo en los movimientos de su flota. Y cómo no, tratar de fidelizar la confianza en su aerolínea.

Al día siguiente, la compañía comenzó a incentivar el cambio de fechas en los vuelos con la medida de eliminar hasta el 31 de marzo las tasas por esta eventualidad que normalmente cobra. Lo hizo en dos correos electrónicos a sus clientes. Esta eliminación de tasas que también ha sido puesta en duda por numerosos usuarios en las redes. ¿Cómo? Algunos clientes han comprobado el resultado cambiando el vuelo o buscando la misma fecha como una reserva nueva. ¿El resultado? Sale más barato comprar un vuelo nuevo que cambiar el cancelado.

Para aumentar aún más, si cabe, la ceremonia de confusión, Ryanair ha continuado informando a clientes con vuelos cancelados por la propia compañía como si estos siguieran adelante. Es el caso de un vuelo que sale hoy de Madrid a Palermo y con regreso el próximo sábado. Mensaje de Ryanair dos días antes de la fecha prevista de salida:

Quizá te interese:

Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

Quiénes Somos
bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas

Menú