Sensación rara la de este Cronista. Finalizas unas vacaciones jugando una partida en un quirófano y la corriente te devuelve a un día como hoy rodeado de mochilas nuevas cargadas de ilusión. En definitiva, queridos compañeros: ¡Comenzamos una apasionante temporada!

Todos nuestros grandes comunicadores ya han vuelto tras la marejada de fichajes.  Sólo nos resta disfrutarles. Veremos qué quiere la audiencia y nosotros se lo contaremos absolutamente todo. Y sus campañas, nuestra querida prensa, sus audiencias y como no podía ser de otra manera, ustedes  mismos seguirán siendo nuestra fuente primordial de la que Extra Digital dará cuenta a nuestros –afortunadamente- muchos lectores.

Por tanto estemos preparados para ir despacio en esto que llamamos ‘nuestra vida’. Saboreen los meses apasionantes que nos vienen: elecciones llenas de incertidumbre, movimientos migratorios donde contemplaremos miles de almas cruzar una Europa que nos recuerda a ‘Las uvas de la ira’ de John Steinbeck  y bolsas revueltas que abrirán más de un informativo para sobresaltar los ahorros del cajón.

Pero no lo olviden: todo está muy bien pero lo importante lo tenemos en casa. Disculpen, conviertan su casa en hogar. Tengan cuidado ahí fuera y valoren todo lo que la vida les ha dado. Las personas somos ‘amor en acción’. Por tanto, ahora que comenzamos curso pónganse a ello y empecemos a dar amor a mansalva.