• Los beneficios de esta iniciativa, que surge de la colaboración de Atades Zaragoza y Enate, se destinan a proyectos sociolaborales
  • El cuadro ‘Para que seas feliz’ de la artista zaragozana Eva Armisen es la imagen de la botella de esta edición

La solidaridad y el arte se unen un año más en el Vino de la Amistad. La iniciativa, que surgió de la colaboración entre Atades Zaragoza y la bodega Enate, cumple su cuarta edición, con más de 10.000 botellas vendidas a lo largo de estos años, cuyo beneficio se ha destinado a proyectos sociolaborales.

Una año más, la artista zaragozana Eva Armisén pone la imagen a este vino. Para que seas feliz es el título de la obra cedida por la pintora y que luce la etiqueta de la botella de esta edición. Según explican desde la bodega, se trata de un Tempranillo 2014, un vino de corte desenfado e informal, muy agradable de beber y que se muestra versátil en el maridaje.

El Vino de la Amistad fue una iniciativa solidaria que se puso en marcha en 2012, en el marco de las actividades conmemorativas del 50º aniversario de la fundación de Atades. Desde ese momento, la colaboración entre la asociación y la bodega, además de otras acciones, también ha permitido a los usuarios de algunos centros de Atades conocer la recogida de la uva y el proceso de producción.