• El espacio dedicado a la agricultura y la ganadería aragonesa es uno de los más veteranos de Aragón TV
  • El programa conmemora esta edición especial acercándose a los nuevos rostros del campo aragonés

Tempero ha celebrado 400 programas en antena. El espacio dedicado a la agricultura y la ganadería aragonesa es uno de los más veteranos de Aragón TV. Para el director y presentardor del programa, Chema Paraled, “es un gran motivo de celebración, tanto para mí, como director y presentador del programa, como para todo el equipo que lo hace posible”. Y es que 400 programas suponen “diez años en emisión, con muchas horas de trabajo, de escribir, grabar, editar, y sobre todo de conocer el mundo agrícola y rural aragonés”, asegura.

Para todo el equipo del programa, lo mejor de todos estos años ha sido “el contacto con la gente”. Y es que por Tempero han pasado más de 4.000 invitados, “personas que nos han abierto las puertas de sus casas, de sus explotaciones agrícolas o ganaderas o de sus proyectos agroalimentarios, para dar a conocer sus iniciativas”, explica Paraled.

El programa ha tenido la oportunidad de mostrar la permanente trasformación del sector agrícola y ganadero en nuestra comunidad. Según comenta el director de Tempero, “cuando entras en el sector te sorprende la capacidad de innovación, de investigación, y del uso de nuevas tecnologías”. El mundo de la agricultura se ha profesionalizado mucho “pero sin olvidar sus señas de identidad, porque es un oficio con mucha historia y tradición. Y esa fusión es lo que no queremos olvidar en Tempero y, de alguna manera, es lo que engancha al telespectador”.

El programa 400 de Tempero ha sido un monográfico sobre la incorporación de jóvenes ganaderos y agricultores. “Es muy importante que haya relevo y hay muchas personas jóvenes que se están interesando y que continúan con el oficio de sus padres”. Paraled recuerda que estos jóvenes están invirtiendo, están modernizando el campo, están vertebrando Aragón, “y sobre todo, están haciendo posible que todos podamos consumir productos locales de calidad, que al final repercute en el medio ambiente y en la salud de las personas”.