El binomio flamenco y turismo no ha tenido siempre el mejor cartel. Han tratado de asimilarlo a lo kitshc, a lo “guiri”, como un souvenir. Pero nada más alejado de la realidad. Los tablaos, o aficionados como Miguel Díaz, han sido también embajadas de este patrimonio para la Humanidad. Y Torremolinos no ha sido ajeno a esta misión.

Y fruto de este compromiso con esta seña de identidad de todo un pueblo, la “capital de la Costa del Sol” presenta la XXXI edición de su Festival Flamenco, que este año se celebrará en la Plaza de Toros el 31 de agosto. Este año se homenajeará a Paco del Gastor, guitarrista que ya es historia de la sonanta andaluza más allá del brillo siempre luciente del genial Diego. Tendrá una presentación del flamencólogo Ramón Soler y una actuación como solista del guitarrista de Morón.

Por su parte, el programa cuenta con artistas consagrados y nuevos valores que pisa fuerte en el espectro del flamenco puro de hoy. Así el apartado de baile cuenta con los geniales Carrete de Málaga y Luisa Chicano; con el toque de Antonio Soto, José Manuel Fernández al cante y la percusión de Fosi. También se sumará al elenco el ganador del Concurso de Cante Peña Flamenca “Los Amigos del Arte“.

El cante estarán la revelación del flamenco actual, Rancapino Hijo, junto a su sobrina Esmeralda. También el laureado Bonela Hijo y un cantaor joven pero con mucho saber añejo: Purili. El acompañamiento no harán de menos al homenajeado: Antonio Higuero, José Fernánez, Luis “El Salao”, Nono Reyes y Andrés Cansino. Al compás Rubichi, Luis Monje, Ramón Heredia, Luis Pijote, Francisco Saavedra y Ramón Torres. Perrequeque de Morón será el presentador.

Todo esto por 10 euros. Las entradas siguen a la venta y se pueden adquirir a través de la oficina de la Delegación de Promoción Cultural del Ayuntamiento de Torremolinos, en horario de 09.00 a 13.30 horas de lunes a viernes, por teléfono en el número 902 360 295, a través de la página www.uniticket.es o el mismo día de celebración en taquilla.