• Ambar Negra, Ambar 1900 y Ambar Caesar Augusta cambian de imagen para hacerlas más fáciles de reconocer a simple vista
  • La cervecera zaragozana cuenta con una de las gamas de cervezas más amplias elaboradas en una misma fábrica con más de una veintena de referencias

Tres de las especialidades cerveceras de Ambar -Ambar Negra, Ambar 1900 y Ambar Caesar Augusta-  acaban de estrenar nuevo look. Y es que, tal y como explican desde la firma zaragozana, ”algunas de ellas llevan ya más de una década con nosotros, y hemos decidido que había llegado el momento de darles un cambio por fuera para que la gente siga disfrutando de lo que verdaderamente importa: la cerveza”.

Ambar, que cuenta con una de las gamas más amplia de cervezas elaboradas en una misma fábrica (más de una veintena), busca que el cambio de imagen sirva para que las variedades sean más fáciles de reconocer a simple vista “e igual de especiales al paladar que siempre”, añaden.

Así, Ambar Negra –que se lanzó al mercado en el año 2000 y fue la primera creación cervecera de Antonio Fumanal- abandona el exotismo que caracterizaba su etiqueta (ya a que, entonces, se rescató la imagen de la primera Ambar Negra, que databa de los años 30 y tenía un marcado carácter tropical. Ahora, adopta un diseño limpio, que se despoja de ornamentos para destacar su carácter marcado negro.

Por su parte, en Ambar 1900 -que llegó como cerveza de temporada, pero que, en los años 90, fue incluida de manera definitiva en el portfolio de la cervecera por petición popular- se ha reinterpretado su imagen en clave vintage.

Finalmente, tras diez años consolidándose como una más en el portfolio de Ambar, Ambar Caesaraugusta se reinventa por fuera. La referencia estrena nueva botella, nuevo etiquetado y la misma esencia para sentar cátedra como una de las cervezas con más personalidad del portfolio de Ambar.