• Code of Hope ha sido desarrollado por Publicis España y WYSIWYG*, en colaboración con el partner de inteligencia artificial AP EXATA, para el Teléfono de la Esperanza
  • Esta nueva tecnología no se basa solo en palabras clave, sino que señala más de 32 sentimientos que pueden llegar a identificar la intensidad de la tristeza de una persona

Ya es posible identificar las emociones en Twitter. Publicis España y WYSIWYG* han desarollado, en colaboración con el partner de inteligencia artificial AP EXATA, un algoritmo que detecta el comportamiento de personas con depresión de alto riesgo para prevenir consecuencias graves, y que cuenta con el asesoramiento de Twitter para los formatos necesarios. Esta nueva Inteligencia Artificial, creada para el Teléfono de la Esperanza, no se basa solamente en palabras clave y, a diferencia de otros algoritmos, señala más de 32 sentimientos que pueden llegar a identificar la intensidad de la tristeza de una persona, teoría desarrollada por el psicólogo Robert Plutchik.

El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España. Según datos de Teléfono de la Esperanza, cada año entre 3.600 y 3.700 personas se suicidan en nuestro país. Esto supone diez muertes al día, el doble de lo que ocurre con las muertes por accidentes de tráfico. Además, la asociación calcula que el número de personas que lo intentan se eleva a 8000. Aun así, el tabú que siempre ha generado y la falta de información, ha provocado un desconocimiento profundo sobre la realidad de este grave problema.

En base a estos datos, se ha creado Code of Hope, un algoritmo desarrollado por AP Exata desde noviembre de 2018, a partir de los estudios realizados en el Centro Algoritmi de la Universidad de Minho, en Braga, Portugal y que permite identificar perfiles con síntomas de depresión de alto riesgo.

“Entre la depresión y el suicidio está la soledad, por eso es importante que los escuchemos”. El sistema funciona de la siguiente manera: se crea un patrón del aprendizaje del ordenador a partir de perfiles de suicidas y sus últimas publicaciones en las redes sociales. Con ese patrón, el algoritmo analiza las últimas publicaciones de diferentes usuarios e identifica perfiles que hayan mostrado las mismas señales. Después de esta primera fase, un bot instalado en la cuenta de Twitter de Teléfono de la Esperanza, sigue automáticamente el perfil, mostrando al usuario que no está solo. La persona entonces tiene acceso al DMCard, una nueva tecnología de Twitter que permite un chat virtual con voluntarios de la institución.

El número de Teléfono de La esperanza también se encuentra disponible para quien todavía prefiera realizar una llamada. Tras esta interacción, el algoritmo sigue analizando durante un tiempo a los usuarios identificados. Si su estado emocional mejora, pasará a stand by, de lo contrario, se generará un informe que se enviará al Teléfono de la Esperanza para poder intervenir a tiempo. “Hoy en día, que raramente los jóvenes llaman por teléfono, es fundamental adaptarse a las nuevas tecnologías para que podamos continuar salvando vidas”, señalan desde el servicio de ayuda.