Me cuelo en una comida gracias a la gentileza del magnífico equipo de Bergner Europa. Pepe Rodriguez nos cuenta multitud de anécdotas, aunque no conseguimos sacarle quién ganará la que ha sido una de las mejores ediciones de MasterChef Celebrity.

El elenco elegido por el casting del programa no creo que supiese el juego que iban a dar los participantes de esta edición. Hemos visto a Carmen Lomana desmayarse al no aguantar la presión de un cocinado, sus arrebatos de arrogancia en diferentes momentos del concurso o despedirse con una canción que emocionó al propio Pepe; a Dafne Fernández pasar de la gloria a la expulsión en un mismo programa, un jurado que ha demostrado ser implacable con Antonia Dell`Atte y el inigualable Boris Izaguirre que fue expulsado tras una monumental pataleta con un “¡Me voy de aquí!”, las amenaza de la italiana con su “Dios les castigará”, la expulsión entre lágrimas de Óscar Higares, la marcha de Eva González que ni sus propios compañeros conocían o a Santiago Segura sacando su otro yo llegándolo a calificar de monstruo tras atacar a Paz Vega.

Lo dicho, una edición que ha resultado extraordinaria -difícil de superar- a la espera de conocer quién será el ganador en el último programa. Mario Vaquerizo, Ona Carbonell que es por la que apuesta la familia Ramos, Antonia DellÀtte y Paz Vega se jugarán el pasar a la historia de uno de los mejores programas de los últimos años.

Volveremos a ver a Samantha, Pepe Rodriguez y Jordi Cruz sin la compañía de Eva González. Triunfarán y seguirán haciendo disfrutar a una audiencia que valora los programas blancos donde muchos son los valores que transmiten a los millones de espectadores cada semana.

El arroz estaba magnífico. Le sobraban las ‘ches’: cocochas y alcachofas, según el criterio de Pepe. Y es que ya lo dijo el franciscano Guillermo de Ockhan en su principio metodológico de ‘La navaja’: En igualdad de condiciones, la explicación, teoría o solución más sencilla suele ser la más probable. Y es que, tal vez, ese sea el espíritu de ‘MasterCheff’: lo bueno se consigue con la sencillez.