• Un diseño geométrico y multicolor, alegoría de una ciudad que está viva y que palpita, se une al logotipo ZGZ y a un claim claramente emocional: Zaragoza te quiere… enamorar, cuidar, cautivar, ilusionar, inspirar
  • La imagen lleva el sello creativo conjunto de los estudios zaragozanos de diseño gráfico La Mano y la Luna Espacio Creativo y Nemo Graphic Room

Zaragoza estrena marca turística. Se trata de un corazón camaleónico acompañado de las letras más identificativas de la ciudad, ZGZ, y de un eslogan que apela a los sentimientos de la ciudad y de sus habitantes: Zaragoza te quiere. Además, tal y como se ha señalado durante su presentación en el Ayuntamiento de Zaragoza, la imagen se alimenta de la creatividad de genios aragoneses como Francisco de Goya o el Nobel en Medicina Santiago Ramón y Cajal.

Y es que, el pintor de Fuendetodos, hace ya más de dos siglos, se refería a su ciudad con la palabra Corazón y la simbolizaba en una madre que abraza a su hijo, el propio artista. Este antecedente, que liga a la capital aragonesa con la emoción y los sentimientos más profundos, es una de las claras inspiraciones del logotipo de la nueva marca, que enlaza, además, con la idea Zaragoza tiene genio, que ha inspirado las últimas campañas turísticas de la ciudad.

zaragozacorazon

Esta reveladora y sugerente imagen del pintor está en el trasfondo de la nueva marca de Zaragoza, que conforman las tres letras, en mayúscula, más identificativas de la ciudad (al estilo de otras ciudades que también han optado por esta opción, como el caso del BCN, de Barcelona; el NY, de Nueva York, o el MAD de Madrid): ZGZ y un corazón inspirado por Goya, pero de líneas modernas, geométricas. El símbolo es una alegoría de una ciudad que palpita, que está viva y que late al ritmo de su corazón.

Efecto emocional que subraya el carácter dinámico y multicultural de Zaragoza

El corazón del nuevo emblema de Zaragoza –que ha sido desarrollado de forma conjunta por los estudios de diseño La Mano y la Luna Espacio Creativo y Nemo Graphic Room- es un símbolo emocional que invita a palpitar con la ciudad desde los sentimientos. Unos sentimientos que mueven y motivan a sus gentes y las colocan en continuo dinamismo e intercambio, representado por nodos y líneas de colores cambiantes, al modo de la simbología digital y la moderna teoría de redes para representar las interrelaciones en una ciudad eterna y dinámica, intermodal y moderna, inmemorial cruce de caminos, punto de conexión, punto de inflexión.

Así, las iniciativas y los colores se entrecruzan y se modifican en el órgano reticular que ahora simboliza la ciudad, como reflejo de las permanentes y dinámicas interrelaciones que trazan sus gentes y sus visitantes. Pero también como homenaje al sistema neuronal que dibujó en sus estudios otro gran genio aragonés: Santiago Ramón y Cajal.

Zaragoza te quiere enamorar, cuidar, cautivar, ilusionar, inspirar

En general, los contenidos promocionales distinguidos con la nueva marca de Zaragoza incorporarán también el claim Zaragoza te quiere cautivar, enamorar, ilusionar,… Este lema es pieza clave de las iniciativas promocionales del Ayuntamiento de Zaragoza, en especial, las relacionadas con Turismo, y estará muy presente en las aplicaciones de la nueva marca Zaragoza.

La nueva marca de Zaragoza está dotada de una gran versatilidad y variará colores, degradados o aspectos puntuales de su diseño, en función de la naturaleza del mensaje de comunicación o promoción en el que se inscriba. El color predominante y algunos aditamentos se alterarán dependiendo del área a que se refiera el contenido en que se contenga el logotipo: rojo para cultura, verde para medio ambiente o violeta para igualdad, entre otros.