Discurso del Rey

Tenía ganas de conocer el interés de la audiencia por el discurso del Rey. La incertidumbre de un futuro requiere la certidumbre de un líder. Venimos de un año en el que nuestros políticos han hecho todo tipo de cosas para conseguir un voto y no iba a resultar fácil superar bailes y sandeces en una noche especial para todos los españoles.

Les adjunto el ranking de audiencias del 2015 de nuestros gobernantes y aspirantes:

1.- El mensaje navideño del Rey Felipe VI fue visto por 6,66 millones de espectadores, un 65,1% de cuota de pantalla, en las 23 cadenas que lo emitieron la pasada Nochebuena. Este primer puesto queda muy deslucido si les digo que el año pasado fue visto por un 1.575.000 personas más que este año.

2.- ‘El debate’ presentado por Jordi Évole entre Rivera e Iglesias atrajo la atención de 5.214.000 espectadores logrando un 25,2% de cuota de pantalla.

3.- Rajoy visitó a Bertín acompañado de 4,3 millones de espectadores y un 23% de cuota de pantalla.

4.- Vieron cantar y tocar la guitarra a Pablo Iglesias en El hormiguero 3,823.000 personas y un 21,7 % de share.

5.- Soraya bailó –en el mismo programa- para conseguir 3,1 millones de espectadores con un 16,5 % de cuota de pantalla.

6.- El líder de Ciudadanos visitó a Motos con un seguimiento de 3.026.000 espectadores y una cuota de pantalla del 17,1%.

7.- Pedro  Sánchez es el que menos interés despertó con  una audiencia de 2.754.000 espectadores y un 15,5 % de share.

Mención especial para Isabel Preysler que ocuparía el quinto puesto con sus 3.855.000 de espectadores. España es diferente.

Pobres audiencias si comparamos con los 8.668.000 espectadores de los cuartos de final de la Champions entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, los 7.079.000 almas contemplando el traje rojo de Edurne en Eurovisión o los más de 6.000.000 de espectadores viendo a un crío haciendo del nuevo “Karate kid”. Ya les dije que España es diferente.