• La farmacéutica sueca Apotek Hjartat ha sorprendido con la instalación de un mupi digital en cuya pantalla aparece un actor que tose cuando alguna persona fuma junto al soporte
  • La agencia responsable de la acción es Akestam Holst, la misma que hizo que el cabello de una mujer se revolviera tras el paso de un vagón del metro

Cansados de ver siempre los mismos anuncios del estilo “fumar mata”, la farmacéutica Apotek Hjartat ha sorprendido con una acción instalada en el corazón de Estocolmo que se basa en una valla interactiva, donde su protagonista tose cada vez que detecta humo cerca. Y es que la compañía sueca se ha propuesto ayudar a todos los fumadores a dejar su vicio, sensibilizando sobre el tabaquismo.

La valla funciona con unos sensores de humo que activan un dispositivo para hacer reaccionar al hombre que aparece en la creatividad publicitaria. Éste tose e inmediatamente aparece información sobre los productos sustitutivos de la nicotina que vende la farmacia anunciante.

La acción lleva el sello de Akestam Holst, agencia sueca que ya sorprendió en su día con una acción en la que el cabello de una mujer se revolvía tras el paso de un vagón de metro.