• La ONG lanza esta acción solidaria sin precedentes ante la alarmante cifra de 10.000 menores refugiados perdidos en un año
  • La campaña 100% digital busca la máxima notoriedad con el objetivo de lograr la recogida de firmas para presentarlas al Gobierno

A principios de 2016, Europol (Oficina Europea de Policía) constató un hecho que ha desatado las alarmas en todo el mundo: 10.000 niños refugiados habían desaparecido nada más llegar a Europa. Esto supone que cada hora desaparece un menor refugiado. Desde la ONG Save the Children, quieren evitar que más niños desaparezcan y caigan en el olvido al llegar a nuestras fronteras. Por ello, ha lanzado la campaña Unforgotten Child, una acción sin precedentes donde los mensajes desaparecen igual que los pequeños.

Esta iniciativa surge con el objetivo de recoger firmas de todas aquellas personas que quieran mostrar su apoyo frente a esta situación, con el fin de solicitar al Gobierno Español que ante la Unión Europea defienda e impulse con contundencia medidas para dar solución a este problema. Para el lanzamiento de esta acción, Save the Children ha trabajado de la mano de la agencia creativa Havas, responsable de la idea, estrategia y creatividad de esta campaña digital que se desarrollará a través de los perfiles oficiales de la ONG en las redes sociales Instagram y Facebook.

La estrategia de la campaña ha puesto su foco en el uso de Instagram Stories, herramienta integrada dentro de la APP móvil de Instagram, cuyos contenidos tienen una duración efímera limitada a estas 24 horas. De esta manera, los mensajes desaparecerán. Se trata de una acción sin precedentes al ser la primera vez que una campaña se basa en el lanzamiento de creatividades efímeras a través de esta herramienta. Así, en cada una de las horas del 11 de enero, ha desaparecido un niño a través de Instagram Stories del perfil de Save the Children en la red social con una creatividad que muestra el nombre y la foto de un menor refugiado que podría desaparecer cada hora. La pieza incluye una llamada a la acción que redirige a la página web de Save the Children donde se hará la recogida de firmas.

Para conseguir la máxima notoriedad y difusión de la acción, las piezas creativas invitan a los usuarios a compartir en sus perfiles personales una captura de pantalla de la imagen, con el fin de evitar que ese niño desaparezca para siempre y animar a otras personas a que participen en la campaña.  Al mismo tiempo, en la red social Facebook se han publicado estas imágenes animadas en el perfil oficial de Save the Children. La acción se ha dinamizado en las redes sociales con la etiqueta #UnforgottenChild.

La campaña incluye además tres piezas en formato vídeo que formarán parte de la campaña en las redes sociales Facebook, Instagram y YouTube. Se trata de tres webspots muy emocionales que se emitirán a partir de hoy en medios digitales y en los canales sociales de Save the Children.