• La muestra reúne 60 imágenes tomadas por el fotógrafo oscense durante su trayectoria en ‘Diario del Altoaragón’
  • La exposición, que puede verse hasta el 8 de agosto en el Centro Cultural del Matadero de Huesca, recoge la evolución “pura y dura” de la ciudad en las últimas tres décadas

La transformación que ha vivido la ciudad de Huesca desde los años 80 es el tema de la exposición Huesca, recuerdos del futuro, que reúne una selección de 60 imágenes tomadas por el fotógrafo de prensa Víctor Ibáñez durante su etapa profesional en Diario del Altoaragón. La muestra, que se encuentra en el Centro Cultural del Matadero, puede visitarse hasta el 8 de agosto.

Víctor Ibáñez ha ofrecido ya varias exposiciones a partir de su archivo profesional, testimonio de la actualidad local desde los años 70. No obstante, en opinión del autor, el encanto principal de esta última muestra reside en que “son fotografías efímeras, divertidas, curiosas y con un valor informativo importante porque en estos treinta años la ciudad ha cambiado mucho”.

El objetivo de esta iniciativa es atraer tanto a los jóvenes que no han conocido la Huesca de los Setenta y los Ochenta, como a los adultos que sí que la han visto y que quieran recordar su pasado. “Son fotos antiguas pero recientes, hay gente que las ha vivido. Es una evolución pura y dura de la ciudad”, ha comentado Ibáñez.

De hecho, desde el Ayuntamiento de Huesca señalan que, este nuevo capítulo del inabarcable archivo del fotógrafo oscense, se trata de una muestra “llena de gratas e inesperadas sorpresas, que permitirá a los mayores revisitar los escenarios de sus memorias, y a los más pequeños, entender, con la ayuda de aquellos, porqué Huesca es como es en estos momentos, y cómo era antes”.