El World Press Photo premia a Antonio Pizarro por su fotografía al «Rey de Doñana»

Comenta Pablo Juliá que un fotógrafo vive en una «búsqueda permanente» de la imagen. Y hasta dos meses la persiguió Antonio Pizarro para convertir la realidad en arte; el acto reflejo de la mirada en fotografía, el hecho desgraciadamente cotidiano de dos linces ibéricos en una instantánea de la vida que huye furtivamente de la muerte.

Dos linces, dos, que dejan despavoridos su presa, una perdiz, una, ante los disparos de cazadores. Y como testigo una cámara en remoto con una batería de larga duración, con una barrera de infrarrojos tan fina como la línea de meta que le separaba de ser reconocido con el World Press Photo, con el Oscar de la Fotografía en la categoría de naturaleza. Finalmente ha quedado en tercer lugar.

El reconocimiento es coto vedado para profesionales brillantes, pacientes, perspicaces e innovadores. Tal caso de Antonio, con decenas de miles de fotografías mecánicamente elaboradas en esa caja negra llamada cerebro que pone en suerte a su mirar y sus falanges. Estímulos reflejos e impulsos eléctricos a modo de «disparos» al aire que ha liberado hacia la inmortalidad a «The King of Doñana«.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.