El coaching y CEO de Formación Universitaria, Ignacio Campoy, resalta la importancia de inteligencia emocional en este escenario pos COVID.

Del jefe disonante al líder resonante

Por Ignacio Campoy

Olas, vacunas, mascarillas, teletrabajo, variantes, ventilación, confinamiento, distancia, comercio electrónico, el cine en casa, más libros que bares … nuevos conceptos para una nueva concepción de la vida. Así nos ha cambiado el COVID. En todos los ámbitos. Y en el liderazgo no iba a ser menos.

Desde la llegada de la crisis sanitaria, hay una nueva realidad empresarial, política y social. Y esta demanda un nuevo tipo de líder. Ya no basta con ser de naturaleza disonante, es decir, el que se enfoca en las metas y los objetivos de las empresas. En tachar KPI para la consecución de resultados en la cuenta de resultados, valga la disonante rimbombante

El coacher y CEO de Formación Universitaria, Ignacio Campoy, resalta la importancia de inteligencia emocional en este escenario pos COVID.

Así, el jefe disonante genera más estrés pero menos compromiso emocional con la empresa u organización y su propósito corporativo. La afinidad se orienta hacia lo táctico pero descuida un aspecto capital en esta nueva época pos COVID: la inteligencia emocional. Una especie de sinfonía donde todos los recursos y activos están afinados con todas las herramientas de intangibles a disposición. 

Es cuando damos el paso, hoy más que nunca requerido, al liderazgo resonante. En positivo. Un líder con capacidad para reconocer sus propias emociones y las de sus colaboradores. Que se sirve de la inteligencia emocional para entender de qué manera puede influir de un modo activo e inteligente tanto en la forma de sentir y respirar propia, como en la interpretación de los estados emocionales de sus colaboradores o equipo. 

¿Se nace o se aprende?

Para no perdernos en disquisiciones, la inteligencia emocional no es una cualidad innata, sino que se puede aprender a ser más inteligente emocionalmente hablando. Y para ellos tenemos que trabajar cinco factores principales:

– La percepción de sí mismo

– La expresión de sí mismo. 

– Su parte interpersonal. 

– La toma de decisiones. 

– El manejo del estrés. 

Y todo ello para mejorar en la percepción de nosotros mismos reforzando el autoconcepto, la autorrelización y la autoconciencia emocional. Para provocar una transformación mediante la expresión, asertividad e independencia. 

Cuestiones que nos ayudarán no solo a expresarnos a nosotros mismos sino expandirnos para vivir en sociedad a través de la responsabilidad social, empatía y las relaciones con terceros. Una manera más segura para la toma de decisiones porque seremos capaces de controlar nuestros impulsos, resolver problemas complejos y superar la prueba de esta líquida realidad. 

Razones más que suficientes para ser ambiciosos en mejorar nuestra inteligencia emocional, en servirnos de ellas para liderar un mundo donde la paz interior y el bien común convivan en sociedad. 

Películas que inspiran al liderazgo resonante: En busca de la felicidad, Mejor imposible, El indomable Will Hunting, Rain Man. 

Libros sobre inteligencia emocional

- Liderazgo (Daniel Goleman) 
- Líder que no tenía cargo (Robin Sharma) 
- El directivo emocionalmente inteligente (David R Caruso y Peter Solovey)
- El líder resonante crea más (Daniel Goleman, Richard Boyatzis, Annie McKee) 
- Líder emocional (Richard Boyatzis, Annie McKee) 

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de Andalucía

Quiénes Somos
Menú