El formato híbrido en comunicación. Por Mónica Niño Romero.

Por Mónica Niño Romero.

La pandemia del COVID-19 ha traído consigo una digitalización de los contactos y más eventos vía telemática. La distancia social nos ha impuesto la ausencia de contacto físico, por lo menos hasta la fecha, y los actos presenciales son limitados en aforo y se compaginan en paralelo con retransmisiones online. Los eventos multitudinarios aún no han vuelto, como los conocíamos antes.

En este contexto postpandémico, el formato híbrido en el sector de la comunicación y el marketing se ha impuesto. La tendencia por antonomasia se ha planteado como un evento telemático y presencial a la vez. Las reuniones y conferencias son mixtas. El aspecto in situ, con las características de cercanía y contacto visual, forman parte del pasado si es al 100% de esta forma. La preferencia digital tampoco es completa para el desarrollo de los contactos en comunicación.

En este sentido, la hibridación en las relaciones públicas y sociales se impone. Pero ¿en algunos eventos se plantea la comparecencia física y a distancia de forma simultánea? ¿afecta este aspecto al resultado de asistir al evento y cómo se percibe o asimilamos lo que ofrece la conferencia o lo que se desarrolla? 

Contemplemos algunos aspectos a tener en cuenta:

  • Versatilidad. La flexibilidad en el formato debe tenerse en cuenta siempre.
  • Tecnología. Los recursos digitales y tecnológicos son más importantes que antes.
  • Escenario. El cuidado del espacio físico del evento es igual de relevante que antes o más.
  • Imagen. Es determinante tener presente el estilismo y la proyección de imagen pública que mostremos.
  • Redes sociales. La difusión en los medios sociales para anunciar los eventos o su retransmisión es prioritaria.
  • Infraestructura. Los medios de transmisión son necesarios para una adecuada difusión del acto.
Telerrelaciones públicas y teletrabajo

Al igual, se plantea esta misma fórmula para el trabajo de las personas. Las oficinas y las tareas ya no serán presenciales al 100%. Hay una tendencia, que viene de este confinamiento, en una heterogénea apuesta laboral. El modelo mixto de trabajo presencial y telemático, el teletrabajo. 

Asimismo, Las relaciones públicas pasan por el mismo tamiz. El trabajo en remoto es correspondiente a las relaciones institucionales virtuales. Estamos en la época de los webinarios, las teleconferencias, las entrevistas en redes sociales (Instagram Live, Facebook, YouTube, Witch), etc. El mundo se ha virtualizado y, por ende, las relaciones públicas también.

Multiespacial

Hay una ventaja determinante en este modelo híbrido, que es el multicanal de conexión con distintos públicos. La duplicidad de la dimensión presencial y la dimensión telemática trae consigo la oportunidad de captar al target más analógico y al público objetivo más digital. Es la segmentación de las audiencias.

Por tanto, debemos tenerlo muy en cuenta. El público, acostumbrado a asistir a congresos y ferias físicas, es un factor tradicional, pero será cuestión de tiempo que se enfoquen a lo digital. Y el target virtual, en sintonía con las vídeollamadas y telerreuniones, es un canal más viralizador de las acciones en redes sociales.

Rapidez en el nuevo paradigma

Se van a suceder multitud de innovaciones en plataformas, canales y procedimientos comunicativos. Tik Tok, Twich, YoutTube y todos los directos de las actuales redes sociales nos determinarán. Y continuarán saliendo nuevo canales, con más segmentación y especialización. No queda otra que renovarse o morir. 

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

Quiénes Somos
bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas

Menú