Antonio J. Mencía: “Parece que solo tiene trascendencia la información nacional, en la prensa local se trabaja con mucho rigor”

Antonio José Mencía Gullón es gijonés. Licenciado en Ciencias de la información por la Universidad de Navarra, comienza su trayectoria profesional en Europa Press Reportajes, donde se inició en la ‘prensa del corazón’ y acabó especializado en la Familia Real Española. Se traslada a Burgos como redactor jefe de ‘Diario de Burgos’, del que sería director. También dirigió ‘Diario Palentino’, y en Pamplona puso en marcha ‘Canal 6 Navarra’, ahora ‘Navarra Televisión’. Es uno de los iniciadores también de ‘Radio Televisión Castilla y León’ y fue director de ‘Onda Cero Burgos’. En 2010 pasa a la Comunicación Corporativa con la puesta en marcha del Sistema Atapuerca y la apertura del Museo de la Evolución Humana, del que es responsable de Comunicación y Promoción. También lo es de la Fundación Siglo, entidad gestora de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León. Fue profesor asociado de periodismo en la Universidad de Valladolid y escribió con Belén Delgado dos libros: ‘Ortega Lara, 532 días en un zulo. Diario de un secuestro’, y ‘El Silencio de Silos’. ExtraDigital se sienta con él; hombre de amplía experiencia y, todos coinciden, gran calidad humana.

–La comunicación corporativa en una entidad cultural como el Museo de la Evolución Humana está muy alejada de la batalla de día a día, cada vez más cruenta ¿no?

Alejados sí, de la batalla política, pero no de la científica que esperemos que cada vez tenga más peso en la información general. De la comunicación corporativa separaría la comunicación política donde efectivamente hay más bandos que nunca.

–Desde esa distancia, ¿crees que la profesión ha perdido rigor o credibilidad? Hay mucho periodista “forofo”, ¿no?

Desgraciadamente parece que solo tiene transcendencia la información nacional. Sin embargo, en los medios de comunicación locales -ya sean impresos, audiovisuales, nuevos medios- se intenta trabajar con el rigor y profesionalidad de la que hablas.

Siempre ha habido periodistas forofos, no hay más que mirar al periodismo deportivo. Hace años ir con ‘El País’ o ‘ABC’ debajo del brazo también era una forma de mostrar las ideas de los lectores. Ocurre que los medios digitales han crecido mucho y el control es menor.

–¿Las redes sociales y sus prisas están acabando con el periodismo de reflexión y de investigación?

No debería. Las redes pueden se un punto de partida para la investigación de algún suceso, acontecimiento, corrupción… pero solo eso, un punto de partida. Durante la carrera -ya ha pasado tiempo- siempre me enseñaron que para publicar algo tenía que estar confirmado por dos fuentes.

–Volvamos a tu sector. ¿Crees que las instituciones tienen estrategias potentes de comunicación? Cuéntanos cómo trabajáis en el Museo, ¿qué buscáis en vuestra misión y visión comunicadora?

Las instituciones deberían tener casi todas un plan de comunicación, y sus gestores dejar trabajar a los periodistas, pero a veces la imagen que los gestores quieren transmitir de ellos mismos pesa más que la propia institución.

Nuestra misión es divulgar ciencia, y consecuentemente los contenidos del Museo. Fuimos pioneros, por ejemplo, en tener cuenta en Telegram o en TikTok como Museo de Ciencia, porque queremos llegar a todas las edades, y desde luego contamos con un equipo envidiado de científicos que comunican como son Arsuaga, nuestro director científico, Bermúdez o Carbonell. Además –algo de lo que se han dado cuenta los streamers, nuestra cultura digital lleva el castellano a todo el mundo. En TikTok por ejemplo más de un 40 % de nuestros seguidores son americanos y en algún vídeo hemos superado los dos millones de visualizaciones.

–Al margen de las novedades que podáis presentar en el Museo, ¿qué es lo que más os suelen pedir los medios?

Noticias relacionadas con la investigación científica; por ejemplo la clonación de mamuts, o con nuevas especies que aparentemente surgen tras el hallazgo de fósiles. O con la evolución de nuestro cerebro, o de algunas enfermedades. O el cambio climático. En alguna ocasión me han preguntado por las consecuencias del cambio del polo magnético de la Tierra que podría producirse en poco tiempo, lo que supondría una alteración total para la navegación aérea, barcos, etc. Cuando les dije que nos movíamos en un margen de 200.000 años…

–¿Qué encuentras cuando llegas al Museo y cómo ha evolucionado?

Comencé desde antes del principio. Veo personas muy preparadas, desde monitores a gestores. En estos pocos años tenemos más de 10.000 opiniones en Google Maps, y la media es de 4,6 sobre 5. En TripAdvisor ocurre lo mismo. Es para estar orgulloso, hemos aportado nuevos fósiles, destacando lógicamente los de Atapuerca, que es la ‘reserva’ más importante del mundo. Y en 2023 entre visitas a la exposición permanente, a las exposiciones temporales, a las actividades -casi todos los días- y a los talleres hemos tenido más de 400.000 visitas, la segunda cifra más alta desde que abrimos en 2010.

–¿Crees que el periodista debe especializarse para dar la mejor versión de sí mismo y de lo que quiere comunicar o prefieres el todoterreno más clásico?

Creo que el periodista, si puede, debe cambiar de ocupación dentro de la profesión, pero eso solo es privilegio de unos pocos. He podido dirigir tres periódicos, una radio local, una televisión provincial, comunicación corporativa y ser profesor asociado. Toca ya descansar un poco.

–¿Hacia dónde crees que evoluciona el periodismo? ¿Estamos en una fase disruptiva?

Ya me gustaría saberlo.

–¿Qué redes sociales frecuentas? ¿Por qué una frente a otra?

Por trabajo en todas. Personalmente, youtube, Instagram y Twitter.

–¿En qué medios/medios te informas?

En general echo un vistazo a todos, aunque quizá la radio sea más referente para la situación nacional, la prensa para la local y la televisión, plataformas; youtube para el ocio.

–¿Quién ha sido tu maestro/s en la profesión?

José Luis Cebrián fue mi director los primeros años de mi profesión en Europa Press Reportajes. Y del que aprendí mucho.

–¿Qué periodista actual te parece especialmente relevante?

Prefiero no decir nombres. Como me has dicho actual no puedo apuntar a Kapuscinski.

–Si subieras una imagen de Asturias a tu red social preferida, ¿Cuál sería?

Una vista aérea de Gijón.

–¿Con qué profesional de los medios te gustaría compartir mesa y mantel?

Entiendo que preguntas por los actuales. He compartido mesa y mantel con profesionales como Vicente Vallés, Susanna Griso, Pedro Piqueras, Javi Nieves, Mar Amate, Ana Pastor, Carlos Alsina, Carles Francino… El trabajo que tengo me ha llevado a conocer a numerosos prescriptores, es un lujo. Si nos salimos de los informativos siempre he tenido un cierto cariño hacia Emilio Aragón; cuando me dedicaba a los reportajes en Madrid me ‘tocó’ contar el nacimiento de sus hijos. Eran otros tiempos del corazón.

–¿Y dónde lo llevarías?

Les traigo al Museo de la Evolución y al Yacimiento de Atapuerca.

–¿Qué canción pedirías en una radio fórmula?

Cualquiera de Melendi -de las buenas- o de Serrat, como ves tengo gustos variados.

–¿Qué programa de televisión te marcó?

Me gusta la música, me acuerdo del programa ‘El Séptimo de Caballería’ presentado por Miguel Bosé, o la primera temporada de ‘OT’, o la llegada del hombre a la luna o acontecimientos históricos.

–¿Recomienda un libro?

No sé si lo volvería a leer, pero en su momento me marcó la trilogía de Gironella: ‘Los cipreses creen en Dios’, ‘Un millón de muertos’ y ‘Ha estallado la paz’, o la biografía de JF Kennedy de Sorensen, o alguno de Eduardo Mendoza.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de Aragón

Quiénes Somos