Carmen Alsina: “Aunque muchas empresas se toman más en serio la comunicación, todavía falta un compromiso real”

Carmen Alsina (Gijón) es, desde noviembre de 2018, la directora del departamento de Comunicación, Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Licenciada en Derecho por la universidad de Oviedo y máster en Comunicación y Crítica Cultural por la Universidad de Alcalá de Henares, es vicepresidenta de la Asociación de Directivos de Comunicación (DIRCOM), Vocal de la junta directiva de Compromiso Asturias XXI. Su recorrido profesional, siempre ha estado vinculado a la banca, la empresa y la comunicación. Durante 14 años ejerció su labor profesional en CaixaBank, en la que fue responsable del Área de Comunicación y Relaciones Externas en la territorial de Castilla y León y Asturias. Otra faceta destacable en la carrera de Carmen Alsina ha sido su recorrido político. Fue concejala de Hacienda y Administración Pública en el Ayuntamiento de Gijón. Persona cercana y afable, ejerce un asturianismo activo desde la distancia de la capital de España.

–La comunicación corporativa tiene muchas peculiaridades. Está alejada del ruido diario, y eso permite trabajarla con más sosiego. Pero al mismo tiempo, es más limitada, menos espontánea, ¿no?

No tengo claro que en mi caso aplique lo de alejada del ruido diario y lo del sosiego…

–¿Es fácil la comunicación de una patronal como CEOE? No hablo de volumen, hablo de credibilidad

La comunicación de una patronal como CEOE puede ser un desafío en términos de credibilidad, ya que debe transmitir mensajes que representen los intereses de sus miembros y, al mismo tiempo, sean percibidos como transparentes y comprensibles por el público en general.

–¿Qué elementos básicos deben tenerse en cuenta en la comunicación corporativa?

En la comunicación corporativa, es fundamental tener en cuenta la coherencia del mensaje, la transparencia, la adaptación al público objetivo, la gestión de crisis y la utilización efectiva de los diferentes canales de comunicación.

–Hay quien critica el periodismo de “comunicado”; pero, al menos, ahí hay negro sobre blanco, ¿no?

El periodismo de «comunicado» puede proporcionar información clara y directa, pero es importante que se presente de manera equilibrada y veraz para mantener su credibilidad.

–¿Es bueno que un periodista de gabinete haya pasado por los medios o es mejor no haber vivido esa brega?

Que un periodista de gabinete haya pasado por los medios puede aportar una perspectiva valiosa, pero también es importante que mantenga su independencia y ética profesional.

–¿Se toman en serio empresas e instituciones la comunicación o sigue faltando compromiso real con su labor?

Aunque muchas empresas e instituciones están tomando más en serio la comunicación, todavía falta un compromiso real en algunos casos, lo que puede afectar a su efectividad.

La comunicación de una patronal como CEOE puede ser un desafío en términos de credibilidad, ya que debe transmitir mensajes que representen los intereses de sus miembros y, al mismo tiempo, sean percibidos como transparentes y comprensibles

–¿Crees que la profesión ha perdido rigor o credibilidad?

La profesión periodística se ha enfrentado a enormes desafíos en términos de rigor y credibilidad con la aparición de nuevos canales de comunicación, pero también ha habido esfuerzos por parte de profesionales para mantener altos estándares en su trabajo.

–¿Las redes sociales y sus prisas están acabando con el periodismo de reflexión y de investigación? Tener que responder al instante evita el contraste necesario

Las redes sociales pueden generar prisas en la comunicación periodística, pero también ofrecen oportunidades para la reflexión y la investigación. Es crucial encontrar un equilibrio entre la inmediatez y la profundidad en la cobertura informativa.

–¿Crees que el periodista debe especializarse para dar la mejor versión de sí mismo y de lo que quiere comunicar o prefieres el todoterreno más clásico?

Tanto el periodista especializado como el todoterreno clásico tienen su valor, pero, en un entorno cada vez más complejo, la especialización puede permitir una mejor comprensión y análisis de los temas tratados.

–¿Hacia dónde crees que evoluciona el periodismo? ¿Estamos en una fase disruptiva?

El periodismo está experimentando una evolución hacia formatos más digitales e interactivos, con un mayor énfasis en la verificación de hechos y la participación del público. Esta fase disruptiva está redefiniendo el papel del periodista y las dinámicas de producción de noticias.

–¿Qué redes sociales frecuentas? ¿Por qué una frente a otra?

Frecuento Instagram porque me encanta compartir momentos visuales y conectar con amigos a través de fotos y vídeos. También uso LinkedIn y X para mantenerme al tanto de noticias y de información de interés.

Las redes sociales pueden generar prisas en la comunicación periodística, pero también ofrecen oportunidades para la reflexión y la investigación

–¿En qué medios/medios te informas?

En todos los medios escritos y digitales nacionales, de información general y económica, por razón de mi trabajo; también en bastantes regionales, en función de la casuística y, como asturiana, siempre encuentro un rato para leer la prensa de allí.

Por otro lado, me encanta oír la radio por las mañanas.

–¿Quién ha sido tu maestro/s en la profesión?

Mis maestros en la profesión han sido, sobre todo, mis jefes. Me han ido enseñando lo que sé y he crecido gracias a ellos. Por otro lado, sí que me gustaría dejar un nombre de alguien que me ayudó en mis primeros pasos de profesión: Ana Carretero, dircom de la Fundación Caja de Burgos y actual presidenta de la Asociación Dircom CyL. La recuerdo con un cariño especial, una profesional extraordinaria que me ayudó a sobrevivir en esos inicios en el mundo de la comunicación corporativa.

–¿Qué periodista actual te parece especialmente relevante?

Es difícil decantarse por uno. Te diría que el quinteto mañanero de la radio: Carlos Herrera, Carlos Alsina, Àngels Barceló, Íñigo Alfonso y Federico Jiménez Losantos. Más allá de las líneas editoriales de cada uno, la realidad es que marcan la actualidad del día y han conseguido que la radio sea uno de los medios más influyentes en nuestro país.

–Si subieras una imagen de Asturias a tu red social preferida, ¿Cuál sería?

Una de Gijón, por supuesto. Lo llevo en el alma, como dice la canción: “Es el Gijón que quiero y que tanto adoro”.

–¿Con qué profesional de los medios te gustaría compartir mesa y mantel?

Si pudiese soñar en alto, lo haría con mi queridísimo Marce, Marcelino Gutiérrez. Es una comida que ya nunca podré volver a tener pero que, siempre que volvía a Asturias, estaba en mi agenda.

–¿Y dónde lo llevarías?

A comer oricios a una sidrería rica de Gijón. Son mi debilidad.

–¿Qué canción pedirías en una radio fórmula?

Una que me pone de buen humor siempre que la escucho: “Better When I´m Dancing” de Meghan Trainor, de la BSO de la película de Snoopy.

–¿Qué programa de televisión te marcó?

Barrio Sésamo. En cuanto volvía del cole, merendaba pan con chocolate viéndolo. Planazo total…

–¿Recomienda un libro?

Imposible recomendar un solo libro. Soy devoradora de novelas, las leo y las escucho.  Te dejo una autora de las últimas que he leído y me ha encantado: Cruz Sánchez Lara, autora de Cazar Leones en Escocia y Maldito Hamor.  Ambas novelas son de esas que abres y ya no cierras hasta el final.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de Aragón

Quiénes Somos