Concurso Vs Consulta. Por José Arribas.

Nunca he sido de tiran la piedra y esconder la mano. Soy de los que predican al pan, pan y al vino, vino. Y a menudo leo en LinkedIn a muchos profesionales quejándose por diversos asuntos: ofertas de trabajo abusivas, sufrir vejaciones de sus jefes, recibir respuestas inapropiadas en procesos de selección, vivir comportamientos poco éticos. El denominador común de todos estos mensajes/denuncias siempre es el mismo, la ausencia de los datos del causante.

En mi humilde opinión, en ocasiones carecen de valor y hacen un flaco favor al resto de profesionales que interactuamos en esta red profesional. En el sentido, de que si no se aportan los nombres de los promotores, todos quedamos indefensos ante la más que posible reincidencia.

Sin embargo, en Parnaso Comunicación hemos recibido una invitación para participar en un concurso de agencia de creatividad, marketing digital y Community manager convocado por CBRE, empresa gestora del Centro Comercial Metromar.

Lo de menos es su desconocimiento del mercado, ya que es público y notorio que no participamos en concursos, solo acudimos a presentaciones de agencia y a consultas presupuestarias. Lo tremendo del asunto, el motivo por el cual escribo estas breves letras, es para empatizar con mis colegas de profesión que si se decantan por acudir al concurso

Y es que llama la atención de que CBRE ha convocado a 5 empresas a participar en lo que ellos mismos denominan UN CONCURSO NO REMUNERADO en el cual pide a los candidatos aportar 2 propuestas creativas completas, así como las propuestas de actuación para marketing digital y RRSS.

La tendencia del mercado ha cambiado hacia otros modelos de prospección de colaboradores. Cada vez está más extendida la práctica de concursos remunerados limitados a tres empresas. Así, la compañía seleccionada logra la cuenta y las otras dos descartadas cubren la inversión acometida en pro de ayudar y asesorar al convocante.

Que sea lícita la práctica de convocar concursos no remunerados exigiendo a sus dolientes participantes una importante inversión en dinero, tiempo y recursos no la exime de su calificación moral. En la vida hay que ser empáticos y no pedir al prójimo lo que seguramente uno no estaría dispuesto a permitir.

Además, del agradecimiento a CBRE por haber mostrado interés por nuestra empresa y por haber pensado en nosotros como posible colaborador estratégico y creativo, honestamente pienso que de sabios es rectificar. Sin duda, debemos desterrar el uso de este tipo de actos malignos y poner en valor las capacidades y esfuerzos de las empresas, más si cabe cuando quieres que se conviertan en tu proveedor de confianza.

La tendencia del mercado ha cambiado hacia otros modelos de prospección de colaboradores. Cada vez está más extendida la práctica de concursos remunerados limitados a tres empresas. Así, la compañía seleccionada logra la cuenta y las otras dos descartadas cubren la inversión acometida en pro de ayudar y asesorar al convocante. Esta fórmula, sin ser la mejor, al menos dignifica y recompensa el esfuerzo desempeñado por quienes con tanta ilusión han invertidos sus días y noches persiguiendo el sueño de esa nueva cuenta.

Mi experiencia de 20 años en el mundo de la publicidad, me ha mostrado cuán difícil es lograr que el prójimo respete tu trabajo si primeramente tú no lo has hecho. De ahí que muchas empresas incluida la nuestra, no acudamos a concursos de ningún tipo y si por contra a presentaciones de agencia y a consultas presupuestarias. 

Las presentaciones de agencia, son reuniones que tienen que ir mucho más allá de la mera presentación de credenciales y el visionado de los trabajos más representativos de la agencia en cuestión. Invertir el tiempo en asuntos a los que el posible cliente tiene relativo fácil acceso es errar en tus posibilidades.

No todas las agencias son válidas para todo tipo de anunciantes, ni obviamente todos los anunciantes son deseados por todas las agencias. 

Las consultas a las agencias deben estar centradas en conocer al posible equipo con el cual se va a establecer una relación de mutuo compromiso y en ver si afloran o no los tan necesarios sentimientos y encuentros tan necesarios a la hora de trabajar, que los cursis y amantes de todo lo foráneo adoran llamar feeling.

Deseo de corazón que CBRE reflexione y retribuya el trabajo y esfuerzo de todas las agencias convocadas. Estoy más que seguro que cualquiera de ellas seguro será un gran aliado para alcanzar las metas marcadas y deseadas para el Centro Comercial Metromar.

Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

Campaña Andalucía

En Portada

Síguenos en Twitter

Quiénes Somos
bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas

Menú