aramon

¿Dónde está Aramón?

Falta de presencia y pérdida de notoriedad es un diagnóstico claro que concluiría cualquier experto al que solicitasen un análisis de urgencia acerca de la realidad que rodea en los últimos tiempos a Aramón, otrora aventajada y sorprendente en sus anheladas campañas de publicidad y de las que nada se sabe a día de hoy. Cualquier tiempo pasado fue, si no mejor, sí, al menos, mas reconocible.

Sociedad Anónima participada a partes iguales por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, gestiona la mayoría de las estaciones de esquí de Aragón. Tiene en su haber el ser el primer grupo empresarial español de turismo de nieve y montaña. Por eso mismo, se espera algo más de cintura publicitaria y, desde luego, de mayor presencia. Ahora transita casi en la ausencia o en la no presencia, que no siendo lo mismo, van de la mano hacia donde la monotonía languidece en despachos calientes alejados del frio de las pistas de esquí y plagados de ejecutivos que piensan y piensan.

Atrás quedan novedosas y rentables campañas de publicidad en Madrid, donde la llegada en AVE suponía siempre en esta época, tan cercana a Fitur, un impacto positivo al ver la Estación de Atocha teñida de Aramón y de todo lo bueno que tiene y que antes se exhibía como elemento diferenciador con otras ofertas del sector.

Y ahora ¿qué? ¿dónde está Aramón?.  Nadie sabe nada del grupo que nació en 202 para impulsar el desarrollo turístico y que parece haberse olvidado de los clientes, de captar a otros de comunidades cercanas, de ponerse en valor y marcar distancias con los competidores.  La publicidad no es un artículo de lujo, conviene no olvidarlo. De Aramón se espera más. Mucho más. ¡Ánimo, qué ya está nevando!

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de Aragón

Quiénes Somos