el-hombre-del-norte

‘El hombre del norte’, venganza a sangre y hierro

  • Robert Eggers dirige una personalísima fábula de venganza nórdica con ecos shakesperianos y una fuerte carga espiritual.
  • Alexander Skarsgård interpreta al príncipe vikingo Amleth en esta experiencia inmersiva de presupuesto millonario entre vísceras, barro y sangre

La estética vikinga se ha convertido en estos últimos años en una moda sin precedentes. Series como ‘Vikingos’ o el videojuego Assassin’s Creed Valhalla así lo atestiguan, además de los tatuajes, peinados y demás arreglos estéticos que cada vez se llevan más. Aun así, extrañamente, los vikingos apenas cuentan con adaptaciones recientes en la gran pantalla. Una de las contadas excepciones es esa aventura experimental que es ‘Valhalla rising’ del danés Nicolás Winding Refn y era solo cuestión de tiempo que llegaran más. Es el caso de ‘El hombre del norte’, que sigue a Amleth (Alexander Skarsgård), un joven príncipe vikingo, cuyo padre es asesinado por su tío.

El protagonista de ‘El hombre del norte’ emprende entonces una larga odisea para alcanzar su ansiada venganza. Una historia con unos tintes bastantes shakesperianos, tanto en temas como en diálogos, que parecen recitados en antiguo complementando la ambientación. Esto no es casualidad, la historia escogida como base para la película es la leyenda nórdica de Amleth, la misma que Shakespeare utilizó para su Hamlet.

El tema elegido por su director Robert Eggers no es ninguna sorpresa. Con sus dos películas anteriores, el cineasta ya demostró un gran interés por la mitología y el folklore. En su primer largo, La Bruja, trata las supersticiones religiosas de los puritanos colonos estadounidenses. En El Faro, relata el descenso a la locura de dos fareros de una remota isla usando diversas leyendas de marinos del siglo XIX.

Acercamiento a la mitología nórdica

Aquí, Eggers hace un acercamiento a la mitología nórdica mano a mano con el escritor y poeta islandés Sjon Sigurdsson como coguionista. Su impronta se hace notar en las partes más espirituales en las que el protagonista tiene visiones de corte onírico con una fuerte carga lírica de folklore nórdico. Estas escenas recuerdan a El renacido de Iñarritu, donde el personaje de DiCaprio también es movido por la venganza. Una venganza lisérgica marcada por visiones espirituales de influencia nativo americana que se deben a su época de convivencia con los indios anikara.

Que la película es una superproducción histórica de 90 millones de dólares es algo que se nota en cada fotograma. El diseño de producción es exquisito y remite a ese tipo de cine histórico con unos gastos de producción elevada que probablemente no veíamos desde Gladiator. Y lo que todavía es más difícil de ver hoy en día es cómo una superproducción no tiene miedo a presentar violencia explícita.

La película tiene acción, pero si por algo destaca es por su carga simbólica, así que su tráiler puede llevar fácilmente a equívocos. ‘El hombre del Norte’ no tiene reparos en combinar sus escenas de onirismo nórdico de corte pausado con brutales arranques de violencia encontrando un equilibrio. El ambiente queda manchado en todo momento por la sangre y el barro ayudando a subrayar ese leit motiv sucio que es la venganza.

Un reparto de alto presupuesto

También en lo concerniente a su reparto se nota el elevado presupuesto. Por la pantalla desfilan nombres de la talla de Nicole Kidman, Ethan Hawke o Willem Dafoe. Siendo, sin duda, Alexander Skarsgård el que carga con gran parte del peso de la película a través de una interpretación notablemente física. Destacan también la cantante islandesa Björk con un breve, pero vistoso, papel como oráculo y Anya Taylor-Joy, quien ya colaboró con Eggers en ‘La Bruja’. Ofrece aquí un papel que destila luz entre toda la violencia y el horror de la película, un faro de esperanza para el protagonista.

No todo son aciertos, su ritmo es algo irregular. En su primera mitad, algunas elipsis no terminan de funcionar y es en conjunto peor que la segunda. Esto es algo que podría deberse a la incidencia del estudio en el trabajo de Eggers. De todas formas, no logra borrar la huella autoral de Eggers y constituye un paso adelante en una carrera que no ha hecho más que comenzar.

‘El hombre del norte’ tiene más luces que sombras, y es de agradecer que todavía se hagan blockbusters que sean capaces de ofrecer propuestas adultas y arriesgadas. Es sin duda, una película que está siendo injustamente maltratada en la taquilla y merece más atención.

Autor: Daniel Giral 
Editora: María González
Editora jefa: Ingrid Monreal

Este artículo forma parte de los contenidos de Entremedios, plataforma impulsada por los alumnos del Grado en Periodismo de la Universidad de Zaragoza

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de Aragón

Quiénes Somos