El IRPF, la cara ‘carísima’ de un ERTE

El muro de contención del desempleo en el sector de la comunicación y el periodismo a raíz de la pandemia, han sido los ERTES. Desde el inicio de la misma hemos visto como la acogida de los medios han ido en aumento y se cuenta en más de 45.000 profesionales los que están incluidos en algún expediente de regulación temporal de empleo.

Estarán vigentes, en la mayoría de los medios, hasta el 31 de julio y otros directamente hasta diciembre. A partir de ahí la incertidumbre, y aunque esperamos que remonte la situación, si hacemos caso al Banco de España o a los organismos internacionales, el panorama no es muy halagüeño.

Sin embargo, sí hay algo que aquellos que estén afectados pueden hacer hoy para no lamentar en el futuro. Y este es modificar la retención del IRPF que se te aplica. Esto afecta tanto si estás en un ERTE, desempleado o compaginas tu actividad con el autónomo.  

La obligación actual es presentar declaración de bienes a partir de 22000 euros en los casos de rendimientos del trabajo. Umbral que baja a los 14.000 si tienes dos pagadores o más y superan en su conjunto los 1.500 euros,  en caso contrario vuelve a ser 22000 euros. Es decir, si el segundo pagador ha pagado en total 600 euros no se consideran dos pagadores,.

Por defecto, Hacienda te retiene muy poco, desde nada o el 2%, y luego cuando viene la declaración puedes verle la cara «más cara» a tu situación ya de por sí compleja. Al menos tienes dos pagadores (palabras malditas en las lides tributarias) y la cantidad a devolver puede ponerse en cuatro cifras.

El SEPE tiene obligación de retenerte el IRPF en caso de subsidio, como cualquier empresa, y tiene que aplicar los mismos cálculos pero no el mínimo del 2%. Por lo general, si no superas los 12000 euros no estaría obligado. Ahora sí, en el caso de los ERTE si tenemos en cuenta que la media será cobrar 3 meses y en el caso del tope máximo de desempleo no se llegaría  a 3700 euros, por eso no se retiene nada.

Y para que esto no ocurra puedes solicitar un incremento de la retención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) sobre la prestación por desempleo. Hay que hacerlo por escrito cinco días al SEPE antes de terminar el mes anterior al cobro de la nómina. El nuevo tipo se aplicará hasta final de año y en tanto no renuncie por escrito o solicite un nuevo tipo superior.

Igualmente, eso supone que el «líquido» mensual disminuirá y entregas a Hacienda por adelantado un dinero que podrías gestionar directamente. Para ello debes tener un control muy exhaustivo y un buen asesoramiento. Aún así debes de ser consciente de todos los ingresos y gastos, pero también de los deberes con Hacienda. Hay dos posibilidades: o subirte la retención en una especie de «entrega a cuenta» o llevar un seguimiento milimétrico para que en la próxima declaración no salga a devolver un importante cantidad.

En principio Hacienda ya mantiene un equilibrio, de tal manera que alguien que trabaje todo el año para la misma empresa, ésta ha debido de calcularle la retención para que el resultado sea aproximadamente cero (60 euros arriba o abajo) por eso se le comunica al pagador mediante el modelo 145, número de hijos, fechas de nacimiento, si el cónyuge trabaja, si se paga hipoteca, si se pagan pensiones alimenticias, etc.

En este sentido, la empresa está obligada a hacer esos cálculos con la previsión de lo que ganará en todo el año y esos datos. «El problema viene que como no se tienen en cuenta otros ingresos cuando se tienen dos pagadores los cálculos ya no salen, se los tiene que hacer uno. No se paga más es que se le ha retenido menos», nos ilustra Miguel Ángel Pardo, graduado social que asesora a los afiliados de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

Además, nos ilustra con un ejemplo. «Si alguien que en una empresa gana 22000 euros y la empresa está obligada a retener 2000 habrá percibido 20000 y no pagará a Hacienda. Pero si trabaja en dos empresas y gana 11000 euros en cada una la empresa no estará obligada a retener (salvo casos específicos, temporales, etc.)  habrá percibido 22000 netos pero hacienda le reclamará 2000».

Así, todo depende de los ingresos y los diferentes trabajos pero es buena contemplar todos los escenarios con un asesor para evitar que la cuestión pase a mayores.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.