fundacion-juan-xxiii-día-personas-con-discapacidad

Fundación Juan XXIII reta a la sociedad a adoptar un lenguaje más respetuoso e inclusivo

  • Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, lanza la disruptiva campaña ‘Cada palabra importa’.
  • Mediante carteles llamativos en localizaciones relevantes de Madrid, en los que se leen palabras como “subnormal”, “tarada” o “retrasado”, se invita a la sociedad a reflexionar y a abandonar estos términos

Fundación Juan XXIII, entidad que lleva más de 55 años trabajando para la inclusión social y laboral de personas en situación de vulnerabilidad psicosocial, ha lanzado ‘Cada Palabra Importa’, una nueva campaña de concienciación social con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra el próximo 3 de diciembre. Y es que el lenguaje es una de las herramientas más poderosas de comunicación que tenemos como seres humanos. Refleja nuestras creencias, valores y actitudes, y puede influir significativamente en la forma en que percibimos a los demás y en cómo nos perciben. Con él, podemos incluir o discriminar.

Históricamente, los términos «subnormal», «tarada” o “retrasado”, entre otros, eran aceptados por la sociedad para referirse a las personas con discapacidad; se empleaban con naturalidad, sin maldad. Con el paso del tiempo, se vio la necesidad de sustituir estos términos para no perpetuar estereotipos que nada tienen que ver con las personas con discapacidad. Sin embargo, ya los teníamos incorporados en nuestro lenguaje habitual y hoy los seguimos utilizando para menospreciar o descalificar a cualquier persona.

Por ello, el objetivo de la campaña ‘Cada palabra importa’, firmada por la agencia creativa Origen, no es otro que invitar a la sociedad a pensar antes de hablar y a abandonar estas palabras peyorativas del pasado, para construir una sociedad más respetuosa e inclusiva para todas las personas independientemente de sus capacidades.

Una campaña de impacto

Sin duda, la Fundación ha ido un paso más allá, provocando un verdadero impacto visual y emocional con esta campaña teaser y disruptiva. Carteles llamativos en los que se leen términos como “subnormal”, “tarada” o “retrasado” acompañados de un código QR que dirige al usuario a la web de la campaña: cadapalabraimporta.com. Hasta el 4 de diciembre, ‘Cada palabra importa’ se difundirá a través de diferentes soportes publicitarios en localizaciones relevantes de Madrid: 29 mupis en paradas de autobús, 77 jet en el Metro de Madrid y las pantallas del Teatro Lope de Vega en Gran Vía.

Además, la Fundación ha producido un vídeo en el que participan empleados, con y sin discapacidad, que muestran la esencia y el mensaje central de la misma. También, acompañan a esta pieza diversos testimonios espontáneos de otros integrantes de la entidad al ver la campaña por primera vez.

Nuria Prieto, responsable de Comunicación de Fundación Juan XXIII, ha explicado que “para provocar una reflexión sobre el uso del lenguaje en un mundo saturado de mensajes, hay que diferenciarse y provocar esta llamada de atención. Con esta campaña nos hemos permitido ir un paso más allá en nuestro estilo y tono de Comunicación habitual. Pero no solo pretendemos un impacto positivo en términos de visibilidad, sino, sobre todo, cambiar mentalidades, abandonar estos términos y fomentar una conversación más consciente y respetuosa en torno a la inclusión».

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.