La Diputación de Lugo restringe a El Progreso la adjudicación de dos campañas

  • Ambos contratos se adjudicarán mediante procedimiento negociado sin publicidad, es decir, que están restringidos a un único licitador y que el único criterio de valoración es económico
  • Fuentes del sector consultadas por Extra Dixital denuncian que este tipo de procedimientos no son buenos para nadie

La Diputación de Lugo ha adjudicado a El Progreso mediante “procedimiento negociado sin publicidad” dos campañas institucionales valoradas en casi 200.000 euros más IVA, consistentes en la inserción de 54 páginas de publicidad en el suplemento dominical “Xente de aquí” y 67 páginas en la edición general.

Según explica la entidad pública, el procedimiento se abre en base a una propuesta realizada por El Progreso en julio de 2017, en la que el diario ofrecía la posibilidad de publicar en un espacio exclusivo creado dentro del suplemento “Xente de aquí”, bajo el nombre “Xente de Lugo”, de 3 páginas completas a todo color hasta un total de 18 publicaciones. En total, 54 páginas de publicidad para los contenidos que el gabinete de comunicación de la Diputación de Lugo estime oportunos (consultar pliego aquí).

La otra campaña, desarrollada bajo la marca “I´ m from Lugo & don´ t deny it (son de lugo e non ou nego)”, tiene por objeto la promoción y difusión de las iniciativas desenvueltas por la diputación en los diferentes ayuntamientos de la Provincia de Lugo a través de la marca “A Deputación de Lugo cos Concellos” y consiste en la publicación de 67 páginas de publicidad (una por cada concello lucense) en la edición general de El Progreso cualquier día de la semana (consultar pliego aquí). 

Los presupuestos de las licitaciones se estiman en 99.900 y 99.495 euros más IVA respectivamente en base a las correspondientes propuestas realizadas por El Progreso en 2017; cifras que, según se señala en los pliegos, “supone un ahorro considerable con respecto a las tarifas oficiales y vigentes para el año 2018” de este periódico. En el caso de las inserciones en la edición general, por ejemplo, el precio unitario de cada página sería, según el presupuesto base de licitación, de 1.485 euros más IVA.

El uso del procedimiento negociado sin publicidad implica que la licitación se restringe a un único contratista -El Progreso- y que los criterios de adjudicación son puramente económicos –precio y negociación del número de inserciones-. La Diputación de Lugo argumenta utilizar estos criterios de adjudicación por razones de exclusividad, ya que las marcas «Xente de Lugo» y “I´ m from Lugo & don´ t deny it (son de lugo e non ou nego)” fue registradas por El Progreso Lugo S.L. en 1995 y 2010 y, por tanto, justifica así “la contratación directa a la única empresa a la que puede encomendarle la ejecución del servicio”. 

La Xunta de Gobierno de la entidad provincial explica que, aunque se trata de procedimientos negociados con un único contratista, lo publican en el Perfil del Contratante por “razones de transparencia” y “para dar acceso público a la información relativa a la actividad contractual de la entidad”.  

Aunque este procedimiento es perfectamente compatible con la nueva Ley de Contratos del Sector Público, que entró en vigor el pasado 9 de marzo, fuentes del sector consultadas por Extra Dixital denuncian que este tipo de procedimientos, en las que no todos los medios y operadores del sector pueden licitar en igualdad de condiciones, no son buenos para nadie.   

Otro argumento utilizado por la entidad pública es el liderazgo de este medio en la región. Según el último EGM, El Progreso cuenta con 83.000 lectores en la provincia de Lugo frente a los 71.000 de La Voz de Galicia. Hay que tener en cuenta, además, que 43.000 personas leen ambos diarios, por lo que El Progreso tiene una audiencia exclusiva de 40.000 lectores, frente a los 28.000 de La Voz de Galicia. Con este tipo de procedimiento, la Diputación de Lugo deja fuera de su campaña institucional a la audiencia exclusiva de La Voz y de otros diarios, e incluso de otros medios de comunicación como la radio, internet o exterior, un porcentaje importante de la población total de la provincia.

Por eso, en la redacción de Extra Dixital nos preguntamos: ¿no sería técnicamente más correcto y eficaz para la campaña (dejando a un lado la ética) que la Diputación convocase un concurso abierto en el que varios licitadores hiciesen su propuesta estratégica de inserciones y/o plan de medios acompañado de su correspondiente propuesta económica? 

Juzguen ustedes mismos…  

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:

Menú