Yatecomeré consigue anular el registro de la marca Yatekomo

  • La marca gallega solicitó la nulidad de la catalana por considerar que existía riesgo de confusión entre ambas
  • La sentencia del TJUE obligaría a Gallina Blanca a cambiar el nombre de los fideos que estamos acostumbrados a ver anunciados en televisión y en cualquier supermercado

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha aceptado la solicitud de la empresa gallega ‘Yatecomeré‘ de anular el registro de la marca »Yatekomo», propiedad de la firma catalana The GB Foods (más conocida como Gallina Blanca), para todos aquellos productos para los que había sido registrada, al considerar que existía riesgo de confusión entre ambas marcas.

El conflicto comenzó en 2013 cuando The GB Foods solicitó ante la Oficina de Propiedad Intelectual Europea (EUIPO) el registro de la marca ‘Yatekomo’ para alimentos dentro de las clases de productos 29 y 30, que incluyen productos alimenticios variados, como carne, pescado, frutas y verduras, huevos o leche y productos lácteos. En mayo de 2015 la empresa Yatecomeré, con domicilio social en Ribadumia (Pontevedra), presentó una solicitud de nulidad de esa marca respecto de todos los productos para los que había sido registrada. La solicitud se basaba en la marca española «Yatecomeré, el vacío que te llena», registrada por la empresa gallega para productos alimenticios; según la empresa, debido a la similitud en varios planos (semántico, fonético…) y la coincidencia en las clases de productos que comercializan, existía riesgo de confusión entre ambas marcas e, incluso, la posibilidad de que los consumidores creyesen que ‘Yatekomo’ es una línea de productos más de Yatecomeré.

En junio de 2016, la Oficina Europea de Propiedad Intelectual (EUIPO) estimó parcialmente la solicitud de nulidad, basándose en que existía riesgo de confusión, y anuló la marca de la empresa catalana respecto a varios de los productos para los que fue registrada en 2013, manteniendo el registro sobre una selección concreta de productos: «arroz, tapioca y sagú; harinas y preparaciones a base de cereales; pan, productos de pastelería; azúcar; levadura, polvos de hornear y hielo». Esto significa que, a partir de entonces, ‘Yatekomo’ solo podría comercializar estos productos.

En agosto de 2016, la empresa catalana recurrió esta decisión ante la EUIPO. A jucio de The GB Foods, la marca ‘Yatekomo’ poseía suficiente notoriedad entre los consumidores como para que no exista riesgo de confusión; además, la empresa catalana señalaba que las diferencias de público objetivo, canales de comercialización y estrategias de márketing entre ambas firmas hacían aún más remota la posibilidad de confusión. Este recurso fue desestimado, al entender la oficina que el riesgo de confusión entre ambas debe evaluarse no en base a la materialización final de los productos, ni en sus estrategias de comercialización, sino en la naturaleza de los productos vendidos conforme se recoge en el Arreglo de Niza.

En respuesta, The GB Foods decidió recurrir ante el Tribunal General de la UE; pero este sólo ha confirmado punto a punto la decisión de la UEIPO, desestimando el recurso interpuesto por The GB Foods.

Esta decisión, por tanto, limita el uso de la marca ‘Yatekomo’ a la selección de productos que mencionaba la EUIPO («arroz, tapioca y sagú; harinas y preparaciones a base de cereales; pan, productos de pastelería; azúcar; levadura, polvos de hornear y hielo»), lo que en principio obligaría a Gallina Blanca a cambiar el nombre de los fideos ‘Yatekomo’ que estamos acostumbrados a ver en cualquier supermercado.

Esta decisión no es necesariamente definitiva, ya que The GB Foods todavía tiene la posibilidad de presentar un recurso de casación ante el propio TJUE.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de Aragón

Quiénes Somos