zorra

Hablando de “Zorra”

Es curioso cómo se ha prendido el debate poliédrico sobre “Zorra”, la canción elegida en el Benidorm Fest 2024 para representar a España en la próxima cita de Eurovisión. Por cierto, qué poco se habla de la vertiente musical del tema, que sería lo suyo, porque el barro ideológico ha devorado el otro debate.

De momento, la letra de Mery Bas y Mark Dasousa (Nebulossa) se elevó al Tribunal Supremo del órgano televisivo y gestor de la prueba, para testear la idoneidad de su contenido por el término Zorra. Ni tan mal. Algo que no sucedió a los representantes de Italia hace tres años.

En 2021, los rockeros transalpinos Måneski tuvieron que retocar la letra de “Zitti e buoni” (Callados y tranquilos) y donde decía «te conviene no tocar los cojones» cambiarlo a «te conviene no cometer más errores». Y luego, en vez de «no saben de qué mierda hablan» dejar un «no saben lo que dicen». Lograron el triunfo y su micrófono de cristal. Curioso.

De vuelta a España, cuando el presidente del gobierno de un país sale a posicionarse sobre esta elección tormentosa, en una parte realizada por los espectadores con el voto telemático, y la delegada de Igualdad, Diversidad e Inclusión de RTVE, Montserrat Boix, presenta su dimisión, el nivel cambia de pantalla. Ni siquiera el experimento esperpéntico y chirigotero de Buenafuente con Rodolfo Chikilicuatre derrochó tanto debate, me parece a mí.

Antecedentes

Un asunto que guarda cierto paralelismo con el vivido por el grupo Las Vulpes en 1983. Adaptaron al castellano un tema de Iggy Pop y los Stooge, “I wanna be your dog”, y lo titularon “Me gusta ser una zorra”. Su aparición en el programa musical de RTVE, ‘Caja de ritmos’, dirigido por el mítico Carlos Tena, acabó en polémica y con su dimisión tras el revuelo. Tena falleció en 2023, privándonos de uno de sus ocurrentes comentarios sobre este trance.  

Aquel fenómeno, encorsetado en otro tiempo y otro contexto, soliviantó a una sociedad española con menos recorrido democrático, con fenómenos musicales y cinematográficos incipientes y en plena movida madrileña, a pesar de que el punk de Las Vulpes llegaba desde el País Vasco. Curioso que María Bass, la ahora cantante de Nebulossa, tiene 55 años, entre 3 y 6 menos que las componentes de aquellas Vulpes.

Y por seguir avivando el fuego de las similitudes, juguemos. Juguemos a imaginar que Fangoria firmaba esta propuesta hace un mes o varios años, la letra era de Mario Vaquerizo, Alaska cantaba y a su alrededor bailaban las Nancys Rubias. Solo habría que saber si ellos hubiesen estado por la labor de vestir la camiseta de Eurovisión. Va a ser que no. ¿Y si sí? En cualquier caso, este asunto tendría otro sentido.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.