La CNMC investiga a Atresmedia y Mediaset por emitir publicidad de bebidas alcohólicas

  • La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia abrió hace menos de un mes un expediente sancionador contra ambos grupos televisivos por concentración del mercado publicitario
  • Ambas empresas rechazan las acusaciones y culpan a las televisiones pequeñas

La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) tiene bajo su lupa a los dos grandes grupos televisivos. Si hace poco menos de un mes abrió un expediente sancionador contra ambos por concentración del mercado publicitario, ahora ha percibido irregularidades en la emisión publicitaria de Atresmedia y Mediaset, por las que ha abierto un expediente sancionador contra ellas.

Según afirma la CNMC, cadenas de ambas empresas mediáticas podrían haber emitido comunicaciones comerciales de bebidas alcohólicas en horario protegido. La norma que regula esta infracción se encuentra recogida el en artículo 18.3 de la Ley General de Comunicación Audiovisual. En dicho artículo queda prohibida “la comunicación comercial televisiva de bebidas alcohólicas con un nivel inferior a veinte grados cuando se emita fuera de la franja de tiempo entre las 20,30 horas y las 6 horas del día siguiente, salvo que esta publicidad forme parte indivisible de la adquisición de derechos y de la producción de la señal a difundir”.

Las cadenas implicadas en la posible infracción son Antena 3, Neox y Telecinco a finales de 2017, concretamente entre los meses de noviembre y diciembre. Ante la apertura del expediente sancionador, Atresmedia y Mediaset cuentan con un plazo de quince días para alegar a la decisión de la CNMC.

Respecto a la investigación de la CNMC sobre la concentración en el marcado publicitario, el órgano supervisor se basa en un supuesto incumplimiento del artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC). Sospecha de la existencia de unas condiciones fijadas por ambos grupos a agencias de medios y anunciantes para la comercialización publicitaria.

Estas condiciones, contrarias al buen funcionamiento del mercado publicitario, “podrían dificultar injustificadamente la entrada y expansión de terceros operadores en el mercado de la publicidad televisiva en España, restringiendo indebidamente la competencia efectiva en dicho mercado”, según ha expuesto la CNMC.

Las prácticas investigadas consistirían, de forma paralela, en “el cumplimiento de cuotas relativas de inversión publicitaria en sus respectivas televisiones” y en “la contratación conjunta de publicidad televisiva en distintos canales de cada uno de los dos operadores de televisión, a través de la emisión en simulcast de la mayoría de las campañas publicitarias, así como la vinculación de paquetes”.

Mediaset respondió con un comunicado en el que rechazaba “categóricamente” estos supuestos y aseguraba que la iniciativa de Competencia parte de los actores más pequeños.

Efectivamente, las quejas en torno a la posición de dominio que ejercen los dos principales grupos audiovisuales llevaban más de un año circulando por el sector. Las cadenas autonómicas prepararon un decálogo con vistas a que el Ministerio de Industria tomara cartas en el asunto. Después le tocó el turno a los pequeños operadores, que también se han unido a la reclamación de un reparto más igualitario de la publicidad. A la luz de este expediente, cabe supone que ambas reclamaciones han terminado cuajando.

“Se viene especulando con la existencia de un perverso duopolio, con el fin último de obtener más ingresos publicitarios de los que se logran con la honesta combinación de unos contenidos deseados por el público y una excelente gestión comercial”, ha señalado Mediaset en referencia a las acusaciones de las pequeñas TDT y de la FORTA. Sin embargo, es innegable que Atresmedia y Mediaset concentraron el 84,7 de los ingresos publicitarios del medio en 2017, cuando su audiencia conjunta es del 55,4%.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.