lactalis-nestle

Lactalis Nestlé hace un viaje por sus 50 años de historia a través de sus míticos carteles

  • Un recorrido visual por medio siglo de publicidad de la tercera compañía de yogures y postres de España y Europa permite visualizar la evolución de la sociedad española y de sus tendencias de consumo.
  • También permite conocer a fondo una apasionante historia centrada en la nutrición y el placer

La compañía de yogures y postres lácteos Lactalis Nestlé, que elabora y comercializa emblemáticas marcas como La Lechera, Dalky o Flanby, está conmemorando su cincuenta aniversario. Y lo está haciendo con una serie de eventos institucionales y corporativos, así como con lanzamientos comerciales y promociones dirigidas al consumidor. Ahora, la compañía quiere poner también el foco en la comunicación visual a lo largo de todo este tiempo. Y es que sus 50 años de historia han permitido a la marca atesorar una colección de potentes campañas de comunicación dirigidas a dar a conocer los beneficios y virtudes de su oferta.

Realizar un recorrido visual por las publicidades de Lactalis Nestlé ayuda a entender mejor cómo han cambiado las tendencias de consumo. Pero también, ver cómo se ha trasformado profundamente la sociedad. Y, a la vez, reconocernos con nostalgia en algunos de estos anuncios que ya forman parte del imaginario colectivo. Los más mayores aun recordarán el primer lema de Chamburcy: “Cerca de ti”.

Míticos lemas

En enero de 1972, se comercializó el primer yogur Nestlé bajo esta marca. En esta primera década de existencia, las campañas de comunicación pusieron el foco en las características diferenciales de unos productos que todavía debían ganar la confianza de los consumidores. Por ejemplo, los yogures Chamburcy que “no se caían” al tumbarlos, con termosellado. Y la garantía Nestlé de frescor, fundamental en una época en que los productos frescos todavía no estaban al alcance de todos. O el irresistible lema de Flanby, lanzamiento estrella de esta década: “Se funde en la boca”.

A partir de los años 80, adquieren protagonismo para la innovación y potencia de marcas como La Lechera y Sveltesse. Los anuncios de las gamas más clásicas ponen el foco en la renovación constante de sus recetas (menos acidez, más frutas, sabores únicos…) y la amplitud de la gama. Otros productos, como Chambourcy con Bifidus activo, ya empiezan a relacionarse con un estilo de vida más sano. Es también en esta década cuando se lanza el mítico yogur de cristal La Lechera.

En la década de los 90, el negocio se encuentra en expansión y la publicidad se sofistica, con lemas más emocionales, imágenes más sugerentes y una presentación del producto casi artística. Es la década del lanzamiento de los postres La Lechera en envase en vidrio, así como los yogures con mermelada: La Trufa La Lechera y La Lechera con Fresas continúan siendo hoy en día dos productos estrella de la marca. También hay espacio para Dalky, Flanby y las deliciosas mousses Chambourcy.

Y ya en los 2000, Sveltesse desarrolla una de las campañas más recordadas de la marca: “Enseña el ombligo”, una propuesta rompedora que logra vincular el cuidado del cuerpo con la marca. Las campañas para los más pequeños de la casa presentan los beneficios de sus productos con un detalle casi científico.

En 2007, la empresa inicia una nueva etapa con la creación de una joint venture con Lactalis, momento a partir del cual el negocio experimentó una gran transformación y la compañía ganó en agilidad para adaptarse a las nuevas necesidades y tendencias del mercado.

El valor de la tradición

En 2009, ya bajo la enseña Lactalis Nestlé, La Lechera adopta su nueva imagen, dando valor a la tradición.

Por último, de 2010 a 2021, la inmediatez de los nuevos soportes de comunicación impulsa un estilo de publicidad más directo y visual, con lemas e imágenes de impacto inmediato. Es el caso de Nestlé Gold, una marca con un producto único que muestra directamente para provocar nuestros sentidos. Por otro lado, se potencia la comunicación en medios digitales, con mensajes sencillos y directos como el caso de Nestlé Kéfir. La publicidad se mantiene como un recurso imprescindible para dar a conocer los últimos lanzamientos de la compañía y transmitir sus valores de innovación y cercanía a los consumidores, así como los logros en un área que cada vez atrae un mayor interés de los consumidores: la sostenibilidad.

En definitiva, a lo largo de estos 50 años, los yogures y postres de la marca Nestlé se han convertido en productos icónicos y muy apreciados en nuestro país. Un legado del que la marca está muy orgullosa, y que le servirá para marcar el camino hacia el futuro siempre con la innovación, la salud y el placer en el punto de mira.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Extradigital 300x600_Sara
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.