maria-teresa-campos

María Teresa Campos, el arte y oficio de la comunicación televisiva. Por Julio García Gómez

  • Capacidad de persuasión, talento de entrevistar con destreza singular, excelente capacidad de moderadora de tertulias y debates
  • Icono de la televisión en nuestro país con un interesante pasado radiofónico

María Teresa Campos fue una auténtica líder y estratega de las audiencias televisivas porque acertó con las predilecciones del espectador en sus diversos formatos puestos en marcha que la convirtieron en icono de la televisión en nuestro país. Su forma de expresar atrapó la atención del espectador por la proximidad y familiaridad con los personajes que fueron invitados a sus programas. Siempre hubo complicidad a tres bandas entre ella, los espectadores y el invitado.

Dominó la capacidad profesional de la conducción de programas, supo seducir, conquistar a las audiencias y captar su atención con maestría y oficio en el espacio escénico del plató y trabajó como nadie el arte de saber trabajar los directos, mostrarse con naturalidad y salir airosa de cualquier situación por complicada que fuera. Modeló su voz y la expresión verbal a fondo en su etapa radiofónica y más tarde desarrolló las habilidades de la comunicación audiovisual del medio televisivo a través de la imagen y el lenguaje no verbal de miradas y gestos que apoyaron y complementaron sus alocuciones de manera excepcional. La comunicadora supo dirigir su mirada a la cámara como si fueron los ojos de las personas que seguían sus programas: desarrolló el arte de la seducción en televisión.

Periodistas de fino olfato

María Teresa Campos se desenvolvió en magacín de entretenimiento, pero a la vez supo estar en contacto con la actualidad en los informativos por ser una periodista de fino olfato para observar el momento, la situación y la realidad con ojos críticos.

Su versatilidad a la hora de colocarse delante de la cámara, en vivo y en directo, la convierte en la profesional más completa de la comunicación audiovisual por su dominio del tiempo y el espacio televisivo, pero también del radiofónico, en el que realizó tareas muy interesantes en programas e informativos, siendo creadora de formatos novedosos hasta ese momento.

Entre sus cualidades destaca la capacidad de persuasión, el talento de entrevistar con destreza singular y su excelente capacidad de moderadora de tertulias y debates con la habilidad de una sobresaliente y singular profesional de los medios de comunicación.

*Julio García Gómez, analista de comunicación, expresión y lenguaje de la Fundación Casaverde

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.