relato-television

Moncloa ordena el sector mediático para ‘colocar’ su relato

Cuando McLuhan afirmaba que el medio es el mensaje, parecíamos estar ante un visionario. Si hoy analizase lo que está ocurriendo con el panorama televisivo en España, esa afirmación alcanzaría  la categoría de verdad incuestionable suscrita por el padre de la “aldea global” de la comunicación. Hoy día desde el poder, se trabaja para unificar el relato y lanzarlo de modo sistemático a través de la televisión preferentemente.

Los medios de comunicación son el recurso privilegiado para convencer a la opinión pública, que recibe a través de ellos los datos y los argumentos que la forman. Sirven al poder establecido en mayor medida que al capital.

Para ello no necesitan un programa preciso y concreto, si no la constancia y la repetición del mensaje por diversos modos y vías hasta alcanzar la persuasión. A esa repetición de mensajes unimos el control sobre la propiedad merced a la publicidad institucional, autentico semillero de favores en el día a día en la lucha por colocar un relato sostenido en el tiempo y sin voces disonantes. Hasta aquí la teoría.

Movimientos televisivos

Pasemos a la práctica. Hay una serie de movimientos televisivos que se encadenan y que hacen temer lo peor en esa batalla por ganar el relato. Vayamos por partes. Borja Prado, tras año y medio de actuar como una peonza sin sentido, deja la cúpula de Mediaset cansado de ver como las audiencias caen en picado en la cadena estrella de la casa. Marta Carazo se pone al frente del informativo de La 2 a las nueve de la noche tratando de mantener las audiencias cosechadas por Carlos Franganillo.

Solo faltaba la designación de un ex Secretario de Estado de Comunicación para presidir la Agencia EFE. A su tarjeta de visita se puede sumar también su condición de candidato en las pasadas elecciones en las listas del Partido Socialista. Por si todo esto fuera poco y no se ganará aun así el relato, Moncloa ratificaba recientemente al frente del CIS al también socialista José Félix Tezanos. Si no se gana el relato, debió pensar Pedro Sánchez, al menos ganamos las encuestas que crean tendencias.

De momento lo dejamos ahí, en el fondo se escuchan tambores de fusión y PRISA está demasiado atenta por ver qué derroteros llevan lo que ahora son solo rumores. Como decía la extinta Rafaella Carra, “rumore, rumore”.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.