care-nouveau-2021

Un diseño de Laura Fernández Miravete pone cara a la fiesta del vino Care Nouveau 2021

  • La bodega concede dos accésits a los trabajos de la estudiante Yuliya Markishova y del diseñador profesional Roberto Sánchez Rubio.
  • Care renueva cada año la identidad gráfica de la etiqueta de este vino para mostrar el talento de los jóvenes diseñadores aragoneses

Care apuesta un año más, y van siete, por la juventud. Y así lo refleja en una nueva edición de su Care Nouveau, un jugo fresco de uva dirigido a las nuevas generaciones que se acercan a la cultura del vino. Un vino que quiere conquistar a los más jóvenes y no solo por sus características, también por su diseño. En esta ocasión, será una obra de la estudiante de diseño Laura Fernández Miravete la que le pondrá cara al Care Nouveau 2021.

Y es que, como cada año, la bodega de la DOP Cariñena ha renovado la identidad gráfica de este vino. El objetivo es apoyar y mostrar el talento de los jóvenes diseñadores aragoneses. Para ello, hace unos meses puso en marcha el concurso “Ponle cara a la fiesta del vino”. Un jurado profesional se ha encargado de elegir la imagen que ilustrará el Care Nouveau 2021. Una imagen, que, como ha explicado el propietario y director de Care, Nacho Lázaro, “permitirá difundir la creatividad aragonesa” más allá de las fronteras de la comunidad, llegando a todos aquellos mercados internacionales en los que está presente la bodega de Cariñena.

Un diseño fresco como el vino que identifica

Tal y como se recogía en las bases del concurso, la identidad gráfica para la etiqueta del Care Nouveau 2021 debía ser un diseño fresco y puro como el vino que identifica. “El Nouveau es un vino joven. Es pura juventud. Y qué mejor que diferenciarlo con una imagen a su estilo, de la mano de creativos y diseñadores de Aragón, para acercarnos a un consumidor que busca algo diferente”, ha añadido Lázaro. Una filosofía que ha conseguido plasmar la joven Laura Fernández Miravete en su propuesta. Además, la bodega, además ha concedido dos accésits a los trabajos de la estudiante Yuliya Markishova y del diseñador profesional Roberto Sánchez Rubio.

En este sentido, la bodega de Cariñena quería una imagen innovadora y creativa, pero sin perder sus señas de identidad, como el juego de caras. En definitiva, “propuestas rompedoras, que sorprendan y que identifiquen a un vino de calidad”, han argumentado.

Y es que para Care (que toma su nombre de la etimología que utilizaron los romanos para referirse a Cariñena), el juego de las caras es clave en cada uno de sus vinos, como elemento fundamental de su marca. De hecho, orientada desde la tradición a un nuevo consumidor, la imagen de la marca viene determinada por el juego con la palabra cara, que refleja una cara moderna de la D.O. Cariñena (la más antigua y tradicional de Aragón), con obras originales del artista Enrique Torrijos. Una imagen artística sincretista de inspiración primitiva y un término, Care, que universalmente puede identificarse como cuidado (su significado en inglés) se fusionan en unos vinos singulares e innovadores.

Comparte esta noticia en redes sociales:
Quizá te interese:
Ofertas de Empleo

Ofertas de Empleo

Actualización diaria de ofertas de empleo, becas, concursos, premios.

En Portada

Síguenos en Twitter

bloque-newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe en tu correo electrónico las noticias destacadas de Aragón

Quiénes Somos

Menú